Cómo hacer un glaseado de fresas frescas con gelatina para las tartas

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Cuando es temporada de fresas, es el momento de hacer todos los postres deliciosos que has deseado durante todo el año. Puedes hacer pastel de fruta, fresas con crema, helado de fresa y tarta con glaseado de fresas. Preparada con una tapa prehecha y con un glaseado simple que rodea las frutas frescas, la tarta de fresas es más conveniente cuando realzas la suavidad del relleno con gelatina de sabor a fresas.

Paso 1

Prepara las fresas enjuagándolas en agua fría y quitándoles el tallo y las hojas. Con el cuchillo de pelar, corta las fresas a la mitad o déjalas enteras.

Paso 2

Coloca el azúcar, el almidón de maíz, y el agua en la cacerola y lleva todo a un hervor, revolviendo hasta que se espese.

Paso 3

Incorpora el polvo de la gelatina de fresa en la combinación hasta que se disuelva y luego espera a que la mezcla se enfríe ligeramente.

Paso 4

Arregla las fresas en la parte inferior de la corteza horneada de la tarta en la forma deseada, ya sea formando un patrón o colocando las fresas cortadas uniformemente sobre la misma.

Paso 5

Vierte la mezcla de gelatina sobre las fresas.

Paso 6

Refrigera la tarta de fresas hasta que esté fría y el relleno se encuentre firme.

Más reciente

×