Cómo lavar a máquina un vestido de novia de raso

•••

La mayoría de la gente no considera que un vestido de novia sea para "lavar y usar", particularmente teniendo en cuenta lo costosos que son la mayoría. Pero si planeas utilizar un vestido de segunda mano y debe ser lavado, tienes muchas opciones. Puedes pagar para que lo laven en seco, lo que puede ser muy costoso o puedes intentar lavarlo en casa por tu cuenta.

Sección 1

Passo 1

Quita cualquier agregado exterior del vestido como moños y tiras. Estas piezas puedes ponerlas a lavar junto con el vestido, pero manténlas separadas del vestido principal ya que no quieres que se enreden con las paletas de lavadora y rompan la tela del vestido. Asumiendo que tu vestido es de segunda mano y que vino sucio, definitivamente deberás lavarlo o lavarlo en seco. Lavarlo por tu cuenta es mucho más económico.

Passo 2

Da vuelta completamente el vestido para que cuando lo pongas en la lavadora las cuentas y las lentejuelas no peguen contra el interior de la lavadora y rompan el vestido. Incluso si no tiene cuentas ni lentejuelas, deberías darlo vuelta para proteger cualquier lazo delicado de que se enganche y evitar cualquier decoloración del exterior del vestido. Si se decolora por el contacto con la suciedad que siempre queda en la lavadora, es mucho mejor que sea del lado interior y no visible del vestido.

Passo 3

Configura la lavadora en el ciclo de lavado delicado y sólo utiliza agua fría. Este es un ciclo más corto que evita que las telas delicadas permanezcan mucho tiempo arriesgándose a daños potenciales. Si utilizas agua caliente correrás el riesgo de que el vestido se encoja, lo que sería una sorpresa muy poco grata cuando estés lista para usarlo para tu boda.

Passo 4

Enrolla el vestido lo mejor que puedas y mételo completamente en la lavadora. No te preocupes por enrollar un vestido de novia, puede hacerse eso. Simplemente junta fuerzas y hazlo, ya que el vestido puede soportarlo. Tendrá algunas arrugas cuando lo saques de la lavadora, pero es algo menor y puede repararse luego con el alisador de telas.

Passo 5

Quita el vestido cuando el ciclo haya terminado y cuélgalo en el tendedero. Si está lloviendo o hace frío, tendrás que colgarlo adentro, pero es mucho mejor colgarlo que intentar secarlo en la secadora. Ésta lo calentará lo que podría dañar las telas delicadas.

Más reciente

×