DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo limpiar las jarras de agua

Las jarras de agua, no importa de qué material sean, pueden tener hongos y/o bacterias si no las limpias bien. Si no están limpias, pueden tener un olor a moho que le puede dar al agua un gusto feo. Para mantenerlas oliendo bien y limpias, lávalas luego de usarlas y antes de guardarlas. Limpiarlas no es difícil y necesitas pocos elementos y poco tiempo.

Instrucciones

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
  1. Vierte una cucharada de jabón de vajilla líquido en la jarra y llénala con agua tibia hasta que llegue a 2 pulgadas (5 cm) del borde.

    Loading ...
  2. Ponle la tapa y ciérrala, entonces agítala vigorosamente. Si la jarra es demasiado grande y pesada para hacer esto de manera segura, como por ejemplo una de 5 galones (19 l), ponla en el suelo y haz que ruede sobre sus lados.

  3. Usa un limpiador de biberones para limpiarla por dentro, si la boca es angosta. Usa una esponja para limpiar las de boca ancha.

  4. Saca el agua jabonosa de la jarra y vuelve a llenarla con agua tibia para enjuagar los residuos del jabón, puede ser que debas hacer esto varias veces. Luego de quitarle el agua, huele el interior. Si todavía huele a moho, vuelve a enjuagar.

  5. Esteriliza la jarra luego de lavarla usando lejía casera sin perfume. FEMA.gov aconseja usar 1 cucharadita de lejía por cada litro de agua. Agrega la solución a la jarra, cierra con la tapa y agita. Si es grande, colócala sobre el piso y hazla rodar hacia un lado y otro. La solución de lejía debe tocar las superficies interiores para que la jarra quede totalmente esterilizada.

  6. Enjuaga la jarra con agua tibia varias veces para remover los restos de la lejía. Una vez que esté bien enjuagada la puedes volver a llenar o dejarla al aire sin la tapa para que se seque. No tapes y guardes una jarra hasta que no esté completamente seca.

Loading ...

Advertencias

  • FEMA.gov advierte que no se debe tocar el interior de una jarra o su tapa cuando se la está llenando, porque esto puede contaminarla con bacterias.

Necesitarás

  • Jabón para vajilla
  • Un cepillo para biberones o una esponja
  • Lejía casera sin perfume

Referencias

Loading ...