Cómo limpiar un molcajete

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Un molcajete es un mortero mexicano usado para moler especias o maíz seco. Hecho de roca volcánica o piedra, el molcajete tiene a menudo una textura muy áspera. Esta textura, sumada a los incontables recovecos y grietas, causan que el molcajete absorba los olores de los alimentos y especias que fueron molidos en él. Es esta áspera textura la que también absorbe el detergente y las fragancias de los productos que utilices para limpiarlo.

Paso 1

Enjuaga el molcajete para deshacerte de todas las partículas de comida y especias. Simplemente deja correr agua sobre la superficie tanto del bol como del mortero. Tu objetivo es eliminar los residuos que se enjuagan fácilmente.

Paso 2

Tapa el fregadero de la cocina y coloca dentro el molcajete. Si tu fregadero se raya fácilmente, coloca una toalla en el fondo para evitar dañarlo. Llénalo de agua caliente. Deja allí al molcajete durante 5 minutos para ablandar las partículas que hayan quedado en las grietas.

Paso 3

Usa el cepillo para frotar el bol y el mortero. Esto removerá los alimentos que están pegados y los residuos que puedan haber quedado.

Paso 4

Drena el fregadero y enjuaga el molcajete con agua tibia.

Paso 5

Frota suavemente el limón sobre la superficie del bol y del mortero. Los limones tienen propiedades naturales absorbentes de olores, y esto ayudará a absorber las fragancias de las especias mexicanas que fueron molidas en el molcajete. Puedes dejar que el jugo del limón se seque sobre el molcajete antes de guardarlo.

Más reciente

×