Cómo limpiar los relojes con baño de oro

••• Baerbel Schmidt/Photodisc/Getty Images

Los relojes con baño de oro no permanecen lindos por tanto tiempo como las piezas de oro, pero todavía puedes alargar la vida de tu reloj al mantenerlo limpio. Limpiar los relojes es especialmente importante ya que el sudor y la grasa de tu muñeca pueden opacar el color o incluso desgastar el baño de oro con el tiempo. Sin embargo, debes tener más cuidado cuando limpies el baño de oro o expondrás el metal subyacente. Utiliza solamente limpiadores y materiales suaves y límpialos cuidadosamente. No los restriegues.

Passo 1

Humedece una esquina de un trapo suave. Los trapos de microfibra funcionan bien pero un trapo simple de algodón funciona igual de bien. Frótalo sobre el baño de oro. Si este paso es suficiente para limpiar tu reloj por completo y lo hace brillar, ya no continúes. Si la limpieza no te ha dado el resultado que deseabas entonces sigue el resto de estos pasos, recordando siempre de frotarlo suavemente así no remueves el baño de oro.

Passo 2

Coloca una pequeña gota de pasta dental simple sobre el trapo. Empieza frotando suavemente el lado interno de la banda con baño de oro.

Passo 3

Termina de frotar la pasta dental a lo largo del interior del reloj. Ahora empieza con el exterior de la banda. Si es necesario, agrega un poco más de pasta dental.

Passo 4

Moja un trapo limpio y frota la pasta dental en la banda del reloj. Asegúrate de remover toda la pasta. Humedece ligeramente un hisopo y colócale una cantidad muy pequeña de pasta en la punta.

Passo 5

Frota el hisopo suavemente sobre las áreas bañadas en oro alrededor del frente del reloj. Sumerge un hisopo nuevo en agua (no lo mojes tanto) y limpia cuidadosamente la pasta del resto del baño de oro. Seca bien el reloj con un trapo suave.

Más reciente

×