Cómo hacer macetas de fibra natural

Chris Clinton/Lifesize/Getty Images

Las macetas de fibra natural son suministros de jardinería biodegradables que permiten al cultivador casero comenzar el cultivo de plantas en el interior y luego trasplantarlas con facilidad. Ya que están hechas de fibras naturales, estas macetas se descomponen cuando se plantan en el césped. Sin embargo, el proceso de descomposición puede tardar varias semanas, como sucede cuando preparas compostaje. Este proceso se puede acelerar usando un menor número de capas y tiras más estrechas de material cuando las haces, o eliminando parte de las macetas antes de plantarlas.

Instrucciones

Paso 1

Consigue un material natural, como papel sin blanquear. Desgarra el material en tiras de 3 pulgadas (7,5 cm) de ancho.

Paso 2

Haz pegamento de maicena. Mezcla la maicena y el agua en una olla. Calienta la mezcla hasta que esté transparente y espesa como la vaselina. Retira del fuego y deja a un lado, hasta que se enfríe al tacto.

Paso 3

Envuelve el exterior de un vaso con tres capas del material natural, usando el vaso como molde. Aplica una pequeña cantidad de pegamento de maicena a los bordes del papel para mantenerlo en su lugar.

Paso 4

Esparce el adhesivo de maicena por toda la maceta. Aplica otra capa de papel. Repite dos o tres veces más.

Paso 5

Retira la maceta del molde y deja que se seque en una zona soleada.

Paso 6

Llena la maceta con tierra y úsala para empezar plantas de interior, a continuación, entierra toda la maceta en el suelo; esta se descompondrá, sin causar daño a la planta ni al suelo circundante.

Más reciente

×