Cómo mantener crocantes las papas fritas caseras

cut french fries on the cutting board image by Chef from Fotolia.com

Puedes consumir papas fritas en cualquier restaurante económico o cafetería, pero tienen fama de ser un alimento no saludable. Cocinarlas en tu casa te permite controlar el tipo y la cantidad de aceite y sal que utilizas para poder disfrutarlas con menos preocupaciones relativas a tu salud. Existen diferentes escuelas de pensamiento acerca de cómo lograr que se mantengan crocantes, que incluyen diferentes técnicas para freírlas, recubrirlas o eliminar la humedad de las papas. Cocinarlas a temperatura elevada crea una capa externa que evita la absorción de aceite.

Step 1

Utiliza para freír un producto de alto tenor graso. Compra a tu carnicero grasa vacuna, porcina o de otro animal. Las grasas de origen animal mantienen el calor durante la fritura. Para los comensales que prefieren no comerlas y para aquéllos que son vegetarianos puedes usar aceite de coco. Calienta la grasa derretida hasta alcanzar los 380 grados (190º C). Cocina lotes pequeños en una sola capa durante algunos minutos por vez. Observa el color que van tomando las papas y retíralas cuando están doradas, pero no marrones.

Step 2

Precocina las papas en agua antes de freírlas. Llena una olla grande con agua hasta 2 pulgadas (5.08 cm) del borde y caliéntala a fuego fuerte hasta que hierva. Agrega sal y mezcla bien para disolverla. Agrega un puñado de papas y deja cocinar durante tres minutos. Luego, con una cuchara ranurada o una espumadera, retíralas rápidamente. Déjalas secar sobre toallas de papel. Una vez secas, fríelas en cantidades pequeñas dentro de una freidora profunda a una temperatura de 350 grados (180º C) hasta dorar.

Step 3

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Precalienta el horno como para asar a 400 grados (200º C). Coloca las papas fritas en un bol grande y recúbrelas mezclando bien con aceite de oliva; de lo contrario, al colocarlas en el horno se quemarán. Forra una placa para horno con papel de aluminio y rocíalo con una fina capa de aceite de oliva. Desparrama las papas en una sola capa. Hornéalas durante 25 minutos, retira la bandeja del horno para darlas vuelta y dejarlas asar durante otros 25 minutos hasta que tomen color marrón dorado.

eHow en espanol
×