Cómo mantener mis toallas blancas

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Envolverte en una suave toalla blanca después de un baño es un simple placer. Desgraciadamente después de un tiempo todas las toallas blancas se vuelven ligeramente deslucidas, a pesar de que las laves regularmente. Nada es menos atractivo que una toalla gris deprimente que fue en algún momento, blanca. Las personas frecuentemente piensan que es imposible restaurar sus toallas a su brillo original. En su lugar, se rinden y compran toallas nuevas. Afortunadamente unas cuantas técnicas sencillas pueden mantener tus blancos, blancos. Con productos de limpieza básicos puedes blanquear tus toallas blancas y mantenerlas viéndose brillosas por mucho tiempo.

Paso 1

Remoja con antelación tus toallas blancas en una tina con 1/3 de taza de bicarbonato y la cantidad adecuada de detergente para lavar de acuerdo al tamaño de tu carga.

Paso 2

Remoja las toallas por 20 minutos.

Paso 3

Enjuaga las toallas a conciencia con agua fría.

Paso 4

Lava las toallas en la lavadora usando OxiClean o un producto similar. Lee el paquete para determinar cuánto poner por cada carga.

Paso 5

Lava las toallas blancas en agua caliente con el detergente, como siempre. Siempre usa el agua muy caliente, lo que permitan las toallas. Esto ayuda a remover las marcas persistentes.

Paso 6

Enjuaga dos veces. Si tu lavadora tiene la opción de "extra enjuague", selecciónalo. De lo contrario, planea poner tu carga una vez más en el ciclo, pero la segunda ocasión sin detergente.

Más reciente

×