Cómo matar hormigas de manera segura en un jardín de vegetales

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Puedes matar las hormigas de tu jardín de vegetales empleando métodos seguros. Cualquier sustancia tóxica que rocíes por encima o alrededor de las plantas puede terminar en tu cena y, posteriormente, en el torrente sanguíneo. Sin embargo, puedes debes resistir la tentación de matar cualquier hormiga que veas. Céntrate de eliminar grandes infestaciones que están destruyendo tu jardín o tienen el potencial de hacerlo. Las hormigas pueden ser insectos beneficiosos ya que polinizan las plantas, airean el suelo y controlan ciertas poblaciones de plagas al alimentarse de ellas.

Paso 1

Rocía tierra de diatomeas por encima del suelo o el compuesto orgánico que rodea a las plantas. La tierra de diatomeas, ampliamente disponible en tiendas de suministros para el jardín, está compuesta por roca sedimentaria molida en un fino polvo. Las partículas con bordes filosos hieren a las hormigas, lo que provoca deshidratación y muerte. No es necesario aplicar el polvo directamente sobre las hormigas. La próxima vez que se acerquen a tu jardín, la tierra de diatomeas se adherirá a sus cuerpos. Aplica nuevamente luego del riego o la lluvia.

Paso 2

Elige un insecticida orgánico comercial para usar en el jardín. Los productos con piretrina y tierra de diatomeas, por ejemplo, se utilizan para matar colonias de hormigas coloradas. Prepara la solución con las proporciones que se indican en el envase. Vierte la solución sobre el hormiguero.

Paso 3

Vierte de 1 a 2 galones (3,8 a 7,5 litros) de agua hirviendo sobre hormigueros recién construidos. Puedes volver a inundar el hormiguero con agua hirviendo si retoma su actividad. Este método es 100% exitoso cuando el agua caliente mata a la reina. No emplees este método si la colonia se encuentra junto a las plantas. El agua caliente también es perjudicial para las raíces.

Más reciente

×