Cómo mezclar resina de fibra de vidrio con endurecedor

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los fanáticos de los vehículos y de los botes tienen la necesidad de efectuar reparaciones con fibra de vidrio de vez en cuando. Al hacer este trabajo requerirás prontitud, celeridad y medidas de seguridad. Es peligroso inhalar partículas de fibra de vidrio, ya que causan molestias en la piel. Debes tomar precauciones para evitar el contacto con la piel o los pulmones. La mezcla cómoda de la resina y el endurecedor es la clave para un exitoso proyecto de fibra de vidrio. La zona a reparar se romperá si aplicas demasiada resina, así como demasiado endurecedor, lo cual ocasionará que el proyecto termine antes de que comiences. Con la ejecución de una buena práctica, el proyecto terminará en un abrir y cerrar de ojos.

Paso 1

Permite que la resina y el endurecedor se sienten en el área de trabajo por unas horas. Ello permitirá que estos se sequen a temperatura ambiente. Limpia la superficie a reparar con alcohol y bolas de algodón.

Paso 2

Mide el área de fibra de vidrio que necesitas reparar. Corta tiras de tela de fibra de vidrio a la medida con una tijera afilada. Coloca la fibra de vidrio en un lugar que sea fácilmente accesible.

Paso 3

Añade la resina y el endurecedor líquido en un recipiente pequeño en proporciones según lo recomendado por el fabricante. Mezcla bien los dos con una cuchara de plástico o un cuchillo.

Paso 4

Añade la resina y el endurecedor a las tiras de tela de fibra de vidrio utilizando una cuchara de plástico o un cuchillo para revolver la mezcla. Coloca el paño sobre el suelo en el lugar de reparación. Bate con el utensilio de plástico.

Paso 5

Continua el recubrimiento de la tela de fibra de vidrio con la resina y el endurecedor hasta que la superficie esté cubierta o la mezcla empiece a endurecerse. Si la mezcla de la resina y el endurecedor se vuelve fibrosa debes desechar el lote y mezclar de nuevo.

Más reciente

×