Cómo pintar con pintura blanca una habitación de color azul

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Cuando apliques un color de pintura claro sobre un color oscuro, la parte más importante del proyecto es la capa de imprimación, una pintura especial que se aplica antes de la pintura común para interiores. La imprimación ayudará a que la pintura se adhiera mejor y dure más tiempo, y además evita que se noten las manchas y el color previo de la pared. Encuentra productos de imprimación en tiendas de productos para realizar mejoras en el hogar, en la sección de pinturas. Revisa las etiquetas de los productos y compra una imprimación "de gran cobertura" para cubrir el color base de la pared por completo y eliminar la necesidad de tener que aplicar varias capas de pintura común, producto que puede ser costoso. Realizar el paso adicional de aplicar la imprimación sobre las paredes te permite ahorrar tiempo y dinero.

Paso 1

Retira los muebles de la habitación o empújalos hacia el centro del ambiente y cúbrelos con lona o una lámina de plástico. Saca los cuadros de las paredes.

Paso 2

Utiliza cinta adhesiva de pintor de color azul para proteger las molduras en las ventanas, en el cielorraso y las que haya en otras áreas de la habitación y que puedan entrar en contacto con la brocha o el rodillo.

Paso 3

Quita todos los clavos que haya en las paredes y rellena los huecos con un compuesto para juntas apropiado para paredes que se van a pintar con pintura látex. Aplica el compuesto con una espátula pequeña y raspa el exceso para que el producto cubra el hueco al ras con la pared. Si vas a volver a colgar los cuadros en los mismos lugares, no es necesario cubrir los huecos.

Paso 4

Utiliza el compuesto para juntas para rellenar cualquier hueco o grieta que haya en las paredes. Deja que el compuesto se seque. Lija esas áreas determinadas, si es necesario.

Paso 5

Con la ayuda de un destornillador, quita las cubiertas de las tomas de corriente y las carcasas de los interruptores antes de comenzar a aplicar la pintura.

Paso 6

Cubre el piso con una lona en la zona de las paredes que vas a pintar. Puedes ir desplazando la lona a lo largo de la habitación a medida que avanzas pintando las paredes si no tienes tantas lonas para cubrir todo el piso.

Paso 7

Limpia las paredes que vas a pintar con la ayuda de una fregona de esponja y un producto de limpieza apto para muros que van a recibir capas de pintura; un producto que no genere espuma y que no requiera de enjuague. Los limpiadores que contienen fosfato trisódico son los mejores, pero debes seguir todas las precauciones de seguridad detalladas en el envase.

Paso 8

Vierte la imprimación sobre una bandeja para pinturas y sumerge el rodillo en el producto; desliza el rodillo varias veces hacia adelante y hacia atrás sobre la parte plana de la bandeja para quitar el exceso de imprimación. Si las instrucciones en el envase del producto recomiendan usar un rodillo húmedo, sumérgelo en agua antes de comenzar con el proceso.

Paso 9

Aplica la capa de imprimación con la ayuda de un rodillo para cubrir grandes extensiones de pared. Pasa el rodillo lo más cerca que puedas de las molduras para reducir la necesidad de cubrir esas áreas con una brocha. Comienza sobre la parte superior de la pared y avanza hacia abajo, pasando el rodillo sobre la pintura que corre hacia abajo sobre la superficie. Utiliza una escalera para llegar a la parte más alta de las paredes.

Paso 10

Para terminar la capa de imprimación, aplica la pintura con una brocha en la parte en donde se encuentra el cielorraso y el piso con la pared, alrededor de las ventanas y los interruptores, lugares que no puedes cubrir con el rodillo.

Paso 11

Deja que la imprimación se seque durante el tiempo que indican las instrucciones del fabricante.

Paso 12

Aplica la capa de pintura de la misma forma que la imprimación; comienza con el rodillo y luego con la brocha.

Paso 13

Deja que la pintura se seque según las instrucciones del fabricante del producto y luego aplica una segunda capa.

Paso 14

Vuelve a colocar las tapas en las tomas de corriente y las carcasas de los interruptores después de que la segunda capa de pintura esté seca.

Paso 15

Quita la cinta de pintor, recoge las lonas y vuelve a acomodar el mobiliario en los lugares correspondientes.

Más reciente

×