Cómo plantar bulbos de fresia

Stock.xchng

Si alguna vez sentiste la fragancia de un generoso ramo de fresias recién cortadas, sabes que su perfume es difícil de olvidar. Esta pequeña y delicada flor tiene una gran variedad de colores y a menudo es utilizada en soledad para arreglos florales o como contraste con otras flores en un ramo, como de rosas. Obtener fresias a partir de un bulbo toma menos tiempo y es más sencillo que cultivarlas desde las semillas.

Paso 1

Busca la mejor maceta que tengas para plantar los bulbos de fresia. Encuentra un área en tu patio o jardín en donde dé el sol como mínimo durante 8 a 10 horas. Evita las áreas en donde se acumule el agua más de 5 horas luego de una fuerte lluvia.

Paso 2

Coloca los bulbos de fresia en el suelo a no más de 1 1/2 a 2 pulgadas de profundidad. Deja por lo menos 3 pulgadas de espacio entre cada uno. Antes de cubrirlos con tierra, asegúrate de que la raíz quede en el fondo del agujero y el extremo del tallo quede de forma vertical.

Paso 3

Riega los bulbos plantados y asegúrate que la tierra quede bien mojada pero no inundada. El agua se drena de 3 a 5 minutos.

Paso 4

Espera que aparezcan las primeras raíces y los pequeños brotes verdes en el otoño. En invierno, las plantas crecerán en tamaño y las primeras flores aparecerán en primavera.

Paso 5

Corta las fresias para utilizarlas en arreglos florales y en ramos para agregarle color y aroma a tu hogar. Trata de que el sistema de raíces de la planta quede intacto, cortando sin dañarlo.

Más reciente

×