Cómo podar los árboles de granada

http://farm1.static.flickr.com/228/452075642_ea68889760.jpg?v=0

La granada es por naturaleza una planta arbustiva. Se requiere mucho de la poda y la paciencia para convertirlo en un árbol. La mayoría de la gente lo deja crecer como un arbusto, pero para aquellos que prefieren disfrutar del hermoso follaje de un árbol y cosechar menos frutas, la poda es una opción.

Poda los granados al comienzo de la primavera, antes de que las nuevas hojas comiencen a aparecer.

Identifica el tronco de tu granado. Habrá muchos brotes subiendo por el tronco principal del arbusto y debes encontrarlos para despegarlos.

Toma la tijera de podar y elimina los brotes extraños. Úsalos como abono o arrójalos a la basura.

Coloca el bálsamo de poda en los sitios de los cuales sacaste los brotes para evitar que los insectos, las bacterias o los virus penetren en el tejido que ha quedado expuesto.

Continúa hasta que le hayas dado a tu granado la forma en que deseas que se vea.

Clava estacas en el suelo, alrededor del tronco y sujétalo con los lazos, atando el tallo principal a las estacas. Esto lo mantendrá firme en caso de que haya vientos fuertes. Los árboles de granada tienen una madera relativamente débil que se dobla con facilidad. Sin embargo, puesto que la madera es tan suave y flexible, es raro perder una rama a causa del viento.

Más reciente

×