Cómo podar la hiedra común

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La hedera helix o hiedra común se cultiva y expande rápidamente. Esta enredadera añade mucha vegetación ya que puede ser una cubierta para el suelo o una planta trepadora en enrejados, cercas, árboles o paredes. No obstante, puede ser invasiva y dañar las superficies a las cuales se adhiere. Los jardineros pueden podar la hiedra común para mantenerla bajo control, aunque crece rápidamente de nuevo si no se la poda con frecuencia. Esta resistencia puede molestar a los jardineros, pero tampoco les genera preocupaciones relacionadas a la poda excesiva.

Paso 1

Corta la planta hasta que tenga el tamaño deseado. No te preocupes por podarla demasiado o dañar la hiedra ya que ésta se recupera con facilidad. Corta la hiedra por debajo del punto en donde la hoja se une al tallo.

Paso 2

Corta las ramas muertas o dañadas.

Paso 3

Disminuye el tamaño de la enredadera; para esto separa todos los brotes y corta todos a excepción de algunos de los más saludables.

Paso 4

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Sostén horizontalmente un brote saludable sobre el suelo en la base de la enredadera y sujétalo con una horquilla o gancho para flores. Sigue sujetando los brotes en forma de espiral hacia afuera desde el centro de la planta. Esta técnica fija la hiedra que se ve abiertamente extensa para que se vea saludable y tupida, especialmente en el caso de las plantas que se encuentran en contenedores. Sujeta múltiples tallos para que la planta parezca más densa.

Más reciente

×