Cómo trasplantar la corona de espinas

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La corona de espinas es nativa de Madagascar, aunque se cultiva como planta de interior en Estados Unidos y en jardines en climas tropicales a subtropicales. Los tallos son espinosos, dando a la planta su nombre y sus flores tienen una gama de colores que van del rosado al rojo, amarillo y naranja. La planta crece mejor en temperaturas de 62 a 65 °F (16 a 18°C) durante la noche y 80 a 85 °F(26 a 29°C) durante el día, según la Universidad Estatal de Michigan. La corona de espinas crece lentamente pero una vez que supera su recipiente, reemacetarla le ayudará a prosperar.

Paso 1

Selecciona una nueva maceta que sea 5 a 10 veces más grande que el recipiente anterior. Debería tener de seis a ocho agujeros de drenaje en la parte inferior.

Paso 2

Mezcla 2 partes de tierra para macetas y 1 parte de arena para llenar la maceta nueva. Pon un tercio de la mezcla en la parte inferior.

Paso 3

Sujeta la base de la corona de espinas con una mano enguantada y muévela hasta que afloje y la planta quede suelta. Examina las raíces y corta cualquiera que no sea de color blanco o claro. Las raíces de color marrón, negras o rojas indican pudrición y deberían ser eliminadas.

Paso 4

Coloca la corona de espinas en la nueva maceta y esparce las raíces en la parte inferior de la misma. Llena el resto de la maceta con la mezcla de tierra y apelmázala hacia abajo.

Paso 5

Riega la corona de espinas hasta que el agua se filtre desde el fondo de la maceta.

Más reciente

×