Cómo preparar agua alcalina de limón

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los limones contienen un alto porcentaje de ácido cítrico, pero el jugo y la carne del limón en realidad poseen un efecto alcalino en el nivel de pH del cuerpo al desintegrarse en el sistema digestivo. Las sustancias alcalinas ayudan a neutralizar el exceso de ácido en el sistema digestivo que, de otra forma, agota el sistema inmune y provoca que el cuerpo sane más lentamente. Colocar diariamente un poco de limón en un vaso con agua es una forma económica de mantener al sistema inmune fuerte y equilibrado.

Receta básica para agua alcalina con limón

Passo 1

Llena una jarra con 1 galón (3,79 l) de agua filtrada.

Passo 2

Añade una cucharadita de sal marina y una cucharadita de calcio de coral en polvo al agua filtrada. Revuelve el agua con una cuchara de mango largo hasta que la sal y el calcio en polvo se hayan disuelto.

Passo 3

Lava un limón fresco, córtalo por la mitad y extrae el jugo usando un exprimidor para cítricos.

Passo 4

Vierte el jugo en el agua y mezcla todo. El agua alcalina de limón está lista para servir.

Passo 5

Mezcla el agua alcalina de limón antes de servir, ya que la sal y el calcio de coral que no se disolvieron por completo pueden estacionarse en el fondo de la jarra.

Agua alcalina de limón con sabor a menta

Passo 1

Vierte un galón (3,79 l) de agua filtrada en una jarra limpia.

Passo 2

Lava un pepino fresco, corta y elimina las puntas, y corta en rodajas finas. Agrega estas rodajas a la jarra.

Passo 3

Lava 10 hojas grandes de menta y añádelas a la jarra.

Passo 4

Corta medio limón en rodajas finas. Coloca estas rodajas en el agua.

Passo 5

Mezcla todos los ingredientes en la jarra, cúbrela y colócala en el refrigerador.

Más reciente

×