Cómo comer espirulina en polvo

Smoothie Kiwi image by Frédéric Massard from Fotolia.com

Si bien los beneficios a la salud de la espirulina, un alga azul verdosa, aun no han sido científicamente comprobados en humanos, las pruebas en animales y los estudios de laboratorio sugieren que puede ser bastante benéfica. Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, la espirulina puede "mejorar el sistema inmune, ayudar a proteger contra reacciones alérgicas y tiene propiedades anti-virales y anti-cancerígenas". La espirulina está disponible para el consumo tanto en polvo como en capsulas. Puede añadirse a algo tan simple como un vaso de agua o puede incorporarse en una cena compleja de pasta. Hay muchas posibilidades para lograr que el polvo de espirulina forme parte de tu dieta diaria.

Utilizar espirulina en polvo

Paso 1

Mezcla la espirulina en polvo con jugo o agua. Añade 1 o 2 cucharadas de espirulina en polvo en un vaso de 8 oz (236 ml) de agua o jugo. Utiliza jugo de frutas en vez de agua si prefieres disfrazar el sabor de la espirulina. Mézclala en el líquido vigorosamente con una cuchara. Continúa mezclando hasta que todo el polvo se haya disuelto.

Paso 2

Incorpora espirulina en polvo a una bebida más substanciosa, como un licuado. Añade 1 o 2 cucharadas de espirulina a tu licuado favorito. Otra bebida espesa en la cual mezclar espirulina es el V-8.

Paso 3

Añade 1 o 2 cucharadas de espirulina en polvo a tus comidas favoritas. Mezcla el polvo en yogur o en sopas. Espárcelo por tu cereal frío o caliente para desayunar. Añade espirulina en polvo a la pasta con un poco de aceite de oliva. Espárcelo sobre una ensalada para disparar el poder nutricional de un platillo de vegetales.

Batidos de espirulina

Paso 1

Prepara todos los ingredientes. Lava y seca las frutas y vegetales. Pica pepino, tallo de apio, piñas y manzanas en trozos que sean lo suficientemente chicos como para que el exprimidor los procese. Pela los cuartos de lima. Quita la piel de la piña y el aguacate.

Paso 2

Coloca el pepino, el tallo de apio, las piñas, la espinaca, la lima y las manzanas en el exprimidor. Exprime los ingredientes.

Paso 3

Vierte el jugo en una licuadora. Añade espirulina en polvo, aguacate y un puñado de hielo al aparato. Licua por 45 segundos. Sirve el jugo en un vaso y disfruta un saludable licuado de espirulina.

Receta de salsa de guacamole de espirulina

Paso 1

Prepara todos los ingredientes. Lava y seca las frutas y vegetales. Quita la piel del aguacate. Exprime el limón y la lima. Pica el clavo de ajo y la cebolla. Rebana el jalapeño. Quita las semillas del tomate y pícalo.

Paso 2

Coloca los ingredientes en la licuadora, excepto el tomate picado. Licua hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.

Paso 3

Transfiere la mezcla a un tazón para servir. Añade los tomates. Revuelve el guacamole gentilmente hasta que los tomates estén bien distribuidos en la salsa. Añade sal y pimienta a gusto. Disfruta tu salsa de guacamole de espirulina con tortilla de papas.

Más reciente

×