Cómo quitar el olor fuerte de las cebollas

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Las cebollas tienen un olor penetrante que golpea. Mucho después de haberlas cortado, cocinado y almacenado, su olor puede permanecer en el aire, en las manos y en las superficies de la cocina. Los compuestos sulfúricos en la porción de la raíz de las cebollas se liberan cuando cortas las cebollas, causando el olor y que los ojos lloren. Si bien el olor a cebolla forma parte del proceso de prepararlas o cocinarlas, no tienes que lidiar con el olor persistente.

Las manos y las superficies de la cocina

Paso 1

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Llena un tazón con la cantidad suficiente de jugo de limón para sumergir tus manos. Ponlas en remojo en el juego durante uno o dos minutos para quitar el olor fuerte a cebolla.

Paso 2

Lava las manos con jabón líquido y agua tibia para evitar que el juego de limón las deje pegajosas. Enjuaga las manos con agua y sécalas con una toalla.

Paso 3

Sumerge una esponja limpia en el juego de limón restante y escúrrela. Limpia las encimeras y las tablas de cortar para neutralizar el olor a cebolla. Humedece un paño limpio con agua para enjuagar las superficies y luego sécalas con otro paño limpio.

En el aire

Paso 1

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Abre las ventanas para que el aire fresco disipe el olor a cebolla.

Paso 2

Vierte 2 tazas de vinagre blanco en una cacerola. Lleva el vinagre a un hervor a fuego lento, permitiendo que el vapor flote en la cocina.

Paso 3

Apaga el fuego bajo la cacerola. Deja el vinagre sobre la hornilla hasta que se enfríe completamente para continuar desodorizando el aire.

Más reciente

×