Cómo quitar el olor a humo de una olla quemada

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Si han dejado la estufa encendida durante demasiado tiempo, la comida se arruinó y esa olla de hierro fundido, la reliquia que tu abuela recibió de su abuela, está negra, quemada y con un olor desagradable. La cena está perdida, pero la olla puede limpiarse y el olor a humo puede eliminarse con limpiadores domésticos combinados con un buen remojo y mucha paciencia.

Paso 1

Cubre el interior de la olla con polvo para hornear y deja que se asiente en el exterior durante una noche. El bicarbonato de sodio absorbe los olores.

Paso 2

Vierte suficiente vinagre blanco en la olla para formar una pasta espumosa con el bicarbonato sódico.

Paso 3

Frota el residuo de comida quemada con esponjas metálicas y la pasta de vinagre y bicarbonato de sodio.

Paso 4

Remoja la olla en agua tibia durante una noche con mucha espuma de jabón líquido.

Paso 5

Friega de nuevo la olla, enjuágala y llénala de agua.

Paso 6

Coloca la olla en la estufa y hierve el agua para desprender la costra quemada si es que queda un poco. Repite los pasos hasta que la olla quede limpia y no tenga más olor.

Más reciente

×