Cómo quitar la sensación pegajosa del cuero

Si se trata de tu sofá de cuero viejo favorito o el volante del coche que ha tenido días mejores, la superficie de cuero bien utilizado puede sentirse pegajosa. Afortunadamente, puedes limpiar la sensación pegajosa de este material con muy poco esfuerzo o gasto.

Passo 1

Retira el polvo y cualquier exceso de suciedad del área pegajosa del cuero con una brocha, poniendo especial atención en los pliegues.

Passo 2

Mezcla el agua caliente con jabón para trastes. Sumerge el hisopo de algodón en la mezcla, luego talla el área pegajosa. Sumerge de nuevo el algodón solamente si se necesita, pero ten cuidado de no mojar la superficie de cuero.

Passo 3

Moja una toalla en el agua, pero no la empapes. Sacude la toalla y trabaja el área, retirando todo el material suelto sobre la superficie.

Passo 4

Moja y sacude la segunda toalla para limpiar el cuero, para "enjuagarlo". Inspecciona la superficie para ver si la sensación pegajosa se ha ido por completo. De no ser así, repite los pasos 1 al 4. Si la superficie ya no es pegajosa, procede al paso 5.

Passo 5

Usando la tercera toalla limpia la superficie de cuero para secarla y darle brillo. Si el material aún se encuentra mojado, usa una secadora sobre el área a temperatura baja hasta que quede lo suficientemente seca.

Más reciente

×