Cómo quitar los tornillos oxidados atascados del inodoro

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las cisternas de inodoros se conectan a estos con dos tornillos fijados a través del tanque y sobre la parte posterior del inodoro. Los tornillos se enroscan hacia abajo desde la cisterna con tuercas en la parte posterior del inodoro. Las pequeñas fugas y la exposición a un ambiente húmedo harán que estos tornillos se oxiden y corroan con el tiempo. Puedes quitarlos normalmente con una llave ajustable o pinzas de presión. Las tuercas y tornillos oxidados severamente requieren una atención especial para ser eliminados con éxito. La remoción los destruye, por lo que tendrás que reemplazarlos.

Paso 1

Retira todas las tapas de plástico decorativas de los tornillos.

Paso 2

Afloja los tornillos en la medida de lo posible con los alicates ajustables. Puedes intentar aflojarlos un poco antes de que el óxido los bloquee.

Paso 3

Corta el tornillo por la base. Una sierra de mano permite un corte controlado, lo cual es necesario si no deseas dañar el inodoro. Una sierra de vaivén con una hoja de corte de metal hace que el trabajo sea rápido y fácil, pero podría arañar la base de la cisterna. Coloca la hoja de sierra de cualquiera de las herramientas para que la hoja esté plana en la superficie del inodoro y se presione contra el tornillo. Córtalo hasta que se libere.

Más reciente

×