Cómo recalentar tamales frescos

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Los tamales frescos son relativamente simples de hacer y pueden ser muy sabrosos. Por ello, al momento de cocinarlos, puedes elegir hacer más cantidad que la que vayas a consumir en el momento y guardar el resto en el refrigerador o en el congelador para consumir más tarde. En este caso, deberás saber cómo recalentar los tamales de forma adecuada. Hacerlo sin los cuidados necesarios puede dar como resultado tamales poco integrados y acuosos en lugar de los frescos y calentitos que deseas llevar a tu plato.

Paso 1

Coloca la rejilla para vegetales en la olla.

Paso 2

Agrega agua en la olla hasta cubrir por lo menos 5 1/2 centímetros de profundidad (2 pulgadas) pero deja una separación de 2 1/2 (1 pulgada) centímetros de la rejilla. Hierve el agua.

Paso 3

Coloca los tamales sobre la rejilla. Cubre la olla con la tapa, baja el fuego y deja que el agua siga hirviendo a fuego lento. Para lograr el punto exacto de hervor, ten en cuenta que debes observar pequeñas burbujas emergiendo suavemente hacia la superficie en lugar de las grandes burbujas que constantemente suben con el hervor más fuerte.

Paso 4

Calienta los tamales por aproximadamente 15 a 20 minutos si los conservaste en el refrigerador, y por 20 a 30 minutos si los conservaste congelados. Revisa la olla cada tanto durante el proceso para asegurarte de que el agua no se haya evaporado por completo. Si se evapora, debes ir incorporando más agua.

Más reciente

×