Cómo remojar camarones en leche o en jugo de limón para cortar el olor a pescado en una ensalada

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Comprar, cocinar y comer camarones y mariscos frescos te ofrece el mejor sabor sin preocuparte de que se arruinen o de malos olores. Muchas personas cuestionan el olor del camarón y verdaderamente los mariscos descompuestos pueden conducir a problemas serios de la salud en algunas personas. Sin embargo, cuando el camarón está fresco no tiene ningún olor detectable o como máximo huele como a agua con sal. Cuando los camarones huelen o saben a amoniaco deben desecharse inmediatamente. Si el camarón ha tomado otro olor por el almacenaje, sumergirlo en leche puede eliminar el problema.

Paso 1

Coloca el tazón o el contenedor sobre una superficie plana. El tamaño del tazón o del contenedor lo determinarás por la cantidad de camarones que vayas a remojar.

Paso 2

Coloca los camarones en el tazón. Los camarones pueden apilarse juntos (no es necesaria una sola capa).

Paso 3

Vierte suficiente leche en el tazón para cubrir los camarones por completo. La cantidad de leche necesitada se determina por el número de camarones que vas a sumergir y el tamaño del tazón utilizado. Cúbrelo y mételo al refrigerador.

Paso 4

Remoja los camarones en leche de 15 a 30 minutos dependiendo en el nivel de olor. No dejes que los camarones se remojen por más de 30 minutos. La grasa y el ácido en la leche empezarán a romper las proteínas del camarón dejándolos suaves.

Paso 5

Cuela la leche del tazón. Enjuaga los camarones con agua tibia. Prepáralos de forma regular.

Más reciente

×