¿Cómo sostener una planta de tomates con una cuerda?

David Oldfield/Digital Vision/Getty Images

Cuando las plantas de tomate no están estacadas y atadas, no tienen un aspecto erguido y en lugar de volverse más tupidas, se ven delgadas y extendidas a lo largo del suelo. Atar las plantas de tomate proporciona un soporte, que mantiene el fruto fuera de la tierra y asegura que cada hoja reciba exposición solar. La poda y atado en general van de la mano, ya que una planta de tomate debe estar bien cuidada antes de que se ate con cuerda a una estaca.

Paso 1

Retira los retoños de la planta de tomate con un cuchillo. Los retoños son los brotes que crecen entre el tallo principal de la planta y las ramas frondosas. Cuando deja de crecer, cada retoño se convierte en una madre que produce más ramas y da lugar a una planta arbustiva.

Paso 2

Inserta una estaca en el suelo a un par de pulgadas (5,08 cm) de distancia de la base de la planta. Introduce la estaca en el suelo cerca de 8 pulgadas (20,32 cm) para asegurar su lugar.

Paso 3

Corta una sección de 12 pulgadas (30,48 cm) de cuerda. Pasa la cuerda alrededor de la estaca y el tallo, justo debajo de racimo de la primera flor en la planta. Ata los extremos de la cuerda juntos para formar a la planta un soporte desde la estaca.

Paso 4

Corta un pedazo de 16 pulgadas (40,64 cm) de cuerda. Ata la cuerda a la estaca 10 pulgadas (25,4 cm) por encima de la altura del primer lazo. Enróllalo alrededor de la planta en una rama sin frutos 8 pulgadas (20,32 cm) por encima de la atadura de la cuerda anterior. La cuerda será diagonal, tirando suavemente la planta hacia arriba, hacia la estaca.

Más reciente

×