Cómo sustituir el cojín de espuma de un sofá

Abandoned couch image by MAXFX from Fotolia.com

Después de que un sofá haya durado durante algunos años, probablemente comience a mostrar algún desgaste. Si sus cojines están hundiéndose, sustituir la espuma de los mismos puede dar al sofá una nueva vida. Este es un proyecto que puedes hacer con un coste y un tiempo mínimos, dependiendo del tamaño y diseño de tu mueble. También es una forma efectiva de restaurar los sofás con cojines traseros y de asiento extraíbles.

Paso 1

Compra espuma o guata de algodón para cojín de sofá en una tienda de artesanía o utiliza espuma de otros cojines de sofá olvidados. Si buscas sustituciones de espuma, los cojines de espuma usados van bien, aunque debes cortarla para que encaje.

Paso 2

Abre los cojines del sofá y saca la espuma vieja. Si éstos tienen una cremallera, puedes abrirlos simplemente pero, si no tienen una, tendrás que cortarlos con una tijera para abrirlos. Corta una línea larga y recta en la parte trasera de los cojines, no en la interior o superior, ya que querrás que esas superficies no se dañen para que puedas voltearlas.

Paso 3

Saca la espuma vieja o guata y tírala, a menos que puedas utilizarla para futuros proyectos de artesanía. Esta espuma no suele ser reciclable pero, si está hecha por un minorista de muebles moderno, como IKEA o un almacén, podría estar hecha con materiales reciclados. Revisa las etiquetas para ver si este es el caso.

Paso 4

Rellena el cojín con la espuma nueva o guata hasta que esté lleno. Cierra la mayor parte de la cremallera, luego introduce guata adicional dentro hasta que no puedas añadir más y termina de cerrar el cierre. Si el cojín no tiene uno, cose la abertura casi cerrada con hilo fuerte y una aguja grande. Cuando te quede un agujero pequeño por coser, rellena el cojín con tanta guata como puedas y luego cóselo completamente.

Más reciente

×