Cómo tranquilizar a un perro en su primera noche en casa

••• BananaStock/BananaStock/Getty Images

El momento de traer un nuevo perro a casa puede ser emocionante. Los primeros días están llenos de nuevas experiencias, tanto para el animal como para la familia. Puede que la primera noche que pase en su nueva casa el perro sienta algo de miedo y es probable que el resultado sea una noche de insomnio para todos. Pero hay varias formas de facilitar las cosas y, con un poco de suerte, asegurar una buena noche para toda la familia.

Passo 1

Coloca la jaula del perro en una zona cálida y tranquila de la casa. Evita los lugares donde haya corrientes de aire, incluyendo ventiladores de techo u otros aparatos. Muchas personas ponen la jaula en la habitación, cerca de la cama, para que resulte fácil calmar al perro durante la noche.

Passo 2

Pon un animal de peluche en la jaula. Si es posible, uno que provenga de la casa o lugar del que trajiste a tu perro. Si es un cachorro y estaba viviendo con su madre y sus hermanos de camada, un animal de peluche que conserve el olor de aquellos animales supondrá para él un enorme consuelo. No obstante, cualquier cosa cuyo olor le resulte familiar facilitará la transición.

Passo 3

Lleva al perro dentro de la jaula y cierra la puerta.

Passo 4

Coloca una sábana sobre la parte frontal de la jaula, cubriendo la puerta. Asegúrate de que los lados de la jaula no queden cubiertos, para que pueda fluir el aire.

Passo 5

Deja una pequeña luz cerca de la jaula para que tu perro pueda ver durante la noche. Dado que lo que hay a su alrededor no le resulta familiar, la luz le ayudará a ver con claridad y a aliviar la ansiedad que pueda sufrir.

Más reciente

×