Cómo tratar una quemadura producida por una permanente

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

En las permanentes y los alisados de cabello se utilizan químicos como la lavandina para dañar intencionalmente el cabello y obtener el resultado deseado. Un desagradable efecto secundario de estos productos químicos es la sensación de quemazón cuando la crema de permanente es aplicada directo sobre la piel o el cuero cabelludo. Si alguna vez te han quemado durante una permanente, sabes que el dolor es insoportable y las lesiones en el cuero cabelludo pueden ir acompañadas de enrojecimiento, decoloración de la piel y formación de costras. Por suerte, el tratamiento de las quemaduras es un proceso muy sencillo.

Deja que un chorro de agua fría corra directamente sobre el área quemada y elimina todo el exceso de crema. Limpia y masajea con firmeza el cuero cabelludo y la raíz del cabello para asegurarte de eliminar los residuos.

Divide tu cabello con delicadeza usando un peine para llegar mejor a las lesiones. Ten cuidado de no agravarlas. Usa un espejo si te ayuda a ser más precisa.

Cubre la punta de tu dedo con aloe vera, aplícalo directamente sobre el área quemada y distribúyelo con suavidad. Esto te dará una sensación refrescante, ayudará a prevenir la decoloración y a curar la quemadura.

Aplica aceite con vitamina E y frota suavemente la zona quemada. Repite el proceso dos veces al día -una por la mañana y una por la noche- hasta que la quemadura sane de forma natural.

Repite los pasos 2, 3 y 4 en cada zona de tu cuero cabelludo que muestre signos de quemadura.

Más reciente

×