Actividades de siembra de semillas

Escrito por em connell mccarty | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades de siembra de semillas
Niño observando el crecimiento de una flor.

Tu hijo aprenderá sobre la naturaleza viendo cómo una semilla crece para convertirse en una flor o vegetal. Deja que excave la tierra y que observe todos los días el nacimiento de un brote. No necesitas un jardín grande (ni siquiera hace falta tener uno) para que tu hijo aprenda actividades de siembra de semillas.

Otras personas están leyendo

Planta un jardín

Puedes empezar un jardín con tu hijo en casi cualquier recipiente. Los cartones de huevos son ideales para comenzar a plantar semillas y observar los brotes. También puedes colocar las semillas en una bolsa de almacén de plástico llena de tierra para que tu niño pueda ver cómo las raíces se extienden dentro de la tierra a medida que el brote encuentra su camino hacia la superficie. Cuando los brotes se vayan desarrollando, transfiérelos a macetas más grandes o a una parte del jardín. Las plantas que crecen rápido y dan alimentos que tu hijo puede comer recién salidos del jardín son las vainas, los porotos verdes, los rábanos y las zanahorias.

Para sembrar un jardín en una cubeta, llena una cubeta de 5 galones (18 litros) con tierra y abono, cava un hoyo en el centro, rompe un huevo dentro de la tierra para obtener un fertilizante extra y planta una semilla de tomate encima del huevo. Planta hierbas y vegetales más pequeños alrededor del perímetro de la cubeta. Explícale a tu hijo cada paso del proceso de sembrado y para qué sirve el fertilizante; dile también que las semillas necesitan agua y luz solar. Sigue el crecimiento de los vegetales con el niño.

Plántulas tontas

Para hacer una cabeza de pasto, toma un trozo de manguera de nylon que tenga un largo hasta la altura de la rodilla y pon un puñado de semillas de pasto dentro del pie. Luego toma un terrón del tamaño de un balón de softball y ponlo en el nylon encima de las semillas. Ata el nylon debajo del balón de tierra y deja que cuelgue aproximadamente tres pulgadas (7 cm). Coloca la parte colgante del nylon en un recipiente de agua con el balón de tierra sobre el recipiente. El agua se absorberá a través del nylon hasta la tierra. También vaporiza el balón una o dos veces al día. A medida que veas con tu hijo cómo las semillas de pasto se convierten en un peinado, puedes decorar el nylon con ojos saltones y una sonrisa de pipa. También puedes plantar semillas de pasto en un recipiente pequeño de tierra y decorarlo como una cara.

Lleva un diario

Alienta a tu hija a que lleve un diario de las siembras. Puede documentar el crecimiento y hacer dibujos del proceso. Para convertirlo más en un experimento, planta las mismas semillas en distintos suelos con diferentes exposiciones al sol y proporciónales a las semillas distintas cantidades de agua y fertilizante. Registra las diferencias en crecimiento y producción. O planta una variedad de semillas de vegetales en una parcela y haz un seguimiento de qué semilla es la primera en producir brotes, cuál es la primera en florecer y en dar frutos. Para un experimento de una flor de jardín, haz que tu niño observe cuántas especies distintas de flores puede plantar que sean del mismo color. O pídele que trate de crear un patrón, como una bandera o arcoirirs, sembrando las semillas que producen flores de diversos colores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles