Lifestyle

Adaptaciones de la medusa luna

Escrito por yasmin zinni | Traducido por esther guerrero
Adaptaciones de la medusa luna

La medusa luna es también conocida como medusa común o medusa platillo.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

También llamada medusa común o medusa platillo, la medusa luna (A.aurita) es una entre 10 casi idénticas especies en el género Aurelia. Las costas de agua caliente son sus hábitats favoritos, pero la medusa luna puede soportar temperaturas tan frías como 21 grados Fahrenheit. Su dieta se basa en pequeños alimentos y zooplancton. Células urticantes, esqueleto hidrostático, simetría radial, así como la respiración y la excreción a través de la piel son algunas de las adaptaciones de la medusa luna.

Otras personas están leyendo

Locomoción

Las medusas luna tienen control limitado sobre su movimiento, prefiriendo ir a la deriva la mayor parte del tiempo. Sin embargo, también hay nadadoras activas y tienen una estructura interna llamada esqueleto hidrostático, el cual les ayuda a moverse horizontalmente por contracciones corporales y pulsaciones. Esta especie nada para mantenerse cerca de la superficie, donde puede extender sus tentáculos y atrapar comida.

Células urticantes

La medusa luna tiene células urticantes especializadas llamadas cnidocitos, que utilizan para capturar a sus presas y defenderse a sí mismas contra los depredadores. Cada cnidocito contiene cnidocistos, una estructura diminuta que produce una toxina que pica al contacto con la piel humana. Los cnidocitos están generalmente localizados en los tentáculos de la medusa luna.

Simetría radial

La simetría radial en la medusa luna es una adaptación presente en otras especies de medusas para percibir tanto presas como el peligro de depredadores en la misma forma en todos los lados. Esta adaptación es importante en un nadador lento como la medusa luna. En la adultez, la medusa luna tiene un cuerpo transparente con unas 15 pulgadas (38,1 cm) de diámetro.

Adaptaciones de funciones vitales

Como otras especies de medusas, la medusa luna no tiene un sistema respiratorio especializado con agallas o pulmones. Tampoco tiene sistema excretor y circulatorio. El cuerpo de la medusa luna está adaptado para absorber el oxígeno del agua por la difusión a través de su piel. El dióxido de carbono y otros materiales de desecho son excretados a través del mismo mecanismo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media