Cómo amaestrar a un cachorro de labrador

Escrito por elaine davidson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo amaestrar a un cachorro de labrador
(Comstock/Comstock/Getty Images)

A los labradores les viene bien ser amaestrados, dice Melanie Billing, experta en salud animal. La policía en general emplea perros inteligentes como perros entrenados y los usa en investigaciones y rescates. Puedes domesticar a tu pequeño labrador en poco tiempo, con mucha paciencia, comida y recompensas, palmaditas y elogios. Con más trabajo, es fácil de controlar y no salta sobre la gente. Comienza a amaestrar a tu cachorro desde alrededor de los dos meses de vida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cucha para perros
  • Premios para recompensar a perros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Domestica a tu mascota sacándola cuando demuestra que quiere salir. Los cachorros de labrador en general caminan en círculos, olfatean el suelo y lo remueven cuando quieren hacer sus necesidades. Saca a tu perro a cada hora, cuando termina de comer o de tomar agua, ni bien se levanta y cuando se sobreexcita. Elógialo cada vez que "hace" afuera.

  2. 2

    Pon a tu perro en la cucha por la noche y durante el día, cuando tu no estás en casa. A los labradores no les gusta dormir cerca del lugar en donde hicieron sus necesidades. De esta manera, aprende rápidamente que cuando le abres la puerta de la cucha, es hora de salir. La cucha sirve no sólo para amaestrarlo en lo que refiere al lugar en donde no hacer sus necesidades sino que pasa a ser también para él, un lugar en donde refugiarse si se siente abrumado.

  3. 3

    Comienza con ordenes simples como sentarse, echarse y quedarse quieto. Usa tanto la palabra como las manos para cada orden que le enseñas. Con el tiempo tu cachorro va a acatar sólo con la señas de la mano si es que está lejos y no alcanza a escuchar. Al principio, lo mejor es que una sola persona de la casa trabaje con el cachorro. Mantén estas lecciones no más de cinco minutos por vez y ponlas en práctica después de que tu perro hace ejercicio.

  4. 4

    No permitas que el cachorro salte sobre la gente. Puede ser simpático al principio, pero pronto tu labrador va a ser lo suficientemente grande como para tirar abajo a un niño y este comportamiento debe ser detenido a tiempo. Billing dice: Un firme "no" y un leve empujón acompañado de un premio cuando el cachorro está sentado o quieto, es efectivo.

  5. 5

    Si necesitas ayuda en su amaestramiento, inscribe a tu cachorro en clases de obediencia. Es mejor esperar a que tenga por lo menos 12 semanas de vida y que cuente por lo menos con dos series de vacunas caninas. La clave para triunfar es practicar lo que aprendes en tu hogar.

Consejos y advertencias

  • Es bueno para tu cachorro estar en sociedad, entre niños, adultos y otros animales. De esta forma aprende a estar cómodo en diferentes situaciones.
  • Nunca le pegues a tu Labrador. Tu cachorro te va a tener miedo y va a actuar agresivamente en consecuencia. Al contrario, el amaestramiento positivo basado en la recompensa, sirve mucho más.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles