La astrología maya: ¿conoces tu kin?

Escrito por tristán argüelles
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Un calendario preciso

La astrología maya: ¿conoces tu kin?
(Steve Elmore/Stone/Getty Images)

"No hay ninguna profecía sobre el fin del mundo en el año 2012 en los códices mayas. En ningún lugar de los tres códices los epigrafistas han encontrado señales de profecías apocalípticas relacionadas con una fecha concreta. Cualquiera que revise los códices mayas en la búsqueda de evidencia para las profecías apocalípticas, como sugieren los seguidores del ámbito esotérico, se desilusionará”.

— Nikolai Grube, Profesor catedrático de la Universidad de Bonn

Los mayas y su calendario han sido expropiados por una marea de charlatanes, falsos chamanes y apocalípticos miopes. Es por eso que el tema del fin del mundo y todo lo relacionado con la supuesta predicción hecha por los mayas se ha convertido en un arma de mercadotecnia y venta más que lo que es: un milagro de la astronomía capaz de medir el tiempo con más exactitud que el calendario gregoriano. Dejando de lado todas las palabras huecas, muchos especialistas han dedicado años de su vida a desentramar y entender el funcionamiento, significado y utilidad del calendario maya. No podemos menospreciar a quien busca refugio espiritual en un sistema de contar días, pero sí debemos ser muy cautos a la hora de evaluar las fuentes que leemos para informarnos de temas tan complejos y manoseados como este. En unas breves líneas trataremos de explicar cómo funciona el calendario maya, sus misterios y sus certezas.

Cómo funciona el calendario

La astrología maya: ¿conoces tu kin?
(Angelo Cavalli/Photolibrary/Getty Images)

El calendario maya en realidad son tres calendarios. Por un lado está el calendario lunar de 260 días (Tzolkin), después el solar de 360 más 5 días aciagos (Haab) y por último la rueda calendárica de 18,980 días --que es la unión de estos dos; esta unión sirve para denominar los días, y cada 52 años corresponden a un siglo maya, de la forma en la que cada 100 años corresponden a un siglo en el calendario gregoriano. Los tres calendarios guardan una correlación con los ciclos del sol, la luna y Venus.

El Tzolkín

Correspondería a la cuenta de los días (kin) que son 20 y se combinan con 13 numerales para sumar 260 combinaciones. Si pones atención, 260 días es lo que dura la gestación del ser humano, así como todo el proceso de siembra y cosecha del maíz prehispánico, lo que deja ver la relación estrecha que tenían para los mayas los astros, la espiritualidad y la vida terrenal.

El Haab

El Haab, por otro lado, tiene 18 meses (uinal) de 20 días y un mes de 5 días, y cada uinal representa una tarea espiritual a realizar que tiene como objetivo final crecer como persona y obtener un tum (piedra), símbolo de evolución. Principalmente es un calendario agrónomo, y es por eso la división 18/20 que marcaba parte de las actividades agrícolas --desde la roza-y-quema del terreno hasta la cosecha del maíz. Los cinco días restantes sirven para reflexionar sobre las acciones del año, corregir los errores y planear el próximo año.

Rueda calendárica

Se le dice rueda calendárica a la combinación del Haab y el Tzolkín. Unidos, los calendarios dan un total de 18,980 días y equivalen a 52 años, medida de tiempo equivalente a un siglo gregoriano en la temporalidad maya. Cada vez que se cumple este ciclo, se vive una renovación en lo espiritual y lo material, y aún hoy en día muchos pueblos de México se rigen por esta cuenta calendárica. Al cumplirse el ciclo llevan a cabo ritos y ceremonias.

La cuenta larga y el fin del mundo

Por increíble que parezca, también los mayas llevaban una cuenta larga de los días de 5,125 años. Según las fuentes más oficialistas, una cuenta larga comenzó arbitrariamente el 13 de agosto del 3113 a.C. Sin embargo, otras fuentes relacionan la fecha con el inicio del ciclo largo de Venus en relación a la Tierra, que concluye con el solsticio de invierno del año 2012. Esta cuenta representa la importancia que tiene este planeta no solo en las culturas mesoamericanas, sino en las del continente americano en general. Es difícil encontrar una cultura prehispánica que no tome en cuenta a Venus al definir su cosmovisión.

Los kines y la posibilidad de conocer el tuyo

La astrología maya: ¿conoces tu kin?
(Paul Franklin/Oxford Scientific/Creative Commons)

Kin literalmente significa sol y metafóricamente día. Todos tenemos un kin que simboliza nuestra personalidad; son 20 kines que, combinados con un numeral, nos daría lo equivalente a nuestro signo zodiacal o del calendario chino. Los últimos años han sido muy prolíficos en cuanto a la difusión de la cultura maya. La mayoría de esa información está relacionada con temas espirituales y apocalípticos. En lo espiritual mucha gente está utilizando el calendario maya como una herramienta astrológica para determinar lo equivalente a un signo zodiacal o chino, cuya asociación indica características de personalidad. Si bien esta posibilidad es real y practicada por los contadores de los días mayas, es difícil calcular con certeza tu kin sin la ayuda de un contador de los días o lectore del tiempo maya. Las alternativas fáciles de encontrar son páginas de Internet o ¿herramientas como “la Brújula del encantamiento del sueño” de José Argüelles que basta saber tu día y mes de nacimiento para que en casa determines tu kin. Sin embargo, cabe destacar que ningún experto ha logrado establecer con rigor y certeza todas las fechas involucradas en el cálculo, por lo que el debate sobre su imprecisión sigue abierto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles