Cómo ayudarle a los niños a memorizar poesía

Escrito por angeliki coconi | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ayudarle a los niños a memorizar poesía
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Oír un poema en voz alta puede ser una experiencia gratificante para un niño. Mientras que algunos poemas suenan mejor que otros al ser leídos, ninguno brillará plenamente sin el uso de la palabra hablada. Mostrarle a los niños a memorizar y recitar poesía es un ejercicio importante y agradable por una serie de razones, ya sea que se trate de ayudarles a recordar detalles importantes o para enseñarles el arte de la actuación.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con un poema breve. Empezar ensayando y memorizando un texto largo y complejo puede ser un poco difícil. Dale a los niños un poema corto y fácil para empezar, así ganan la confianza necesaria para memorizar y recitar. A medida que pase el tiempo, y crece su confianza, puedes desafiarlos para que se aprendan piezas más difíciles.

  2. 2

    Haz que sea interesante. Dale a los niños un poema con el que se puedan relacionar y entender el significado. Para los niños, memorizar un poema interesante y significativo va a ser mucho más fácil y agradable que aprenderse uno que no les interesa. Si el poeta o el contexto del poema significa mucho, la motivación para estudiarlo y ensayarlo aumentará, haciendo que el poema en sí mismo sea más fácil de recordar.

  3. 3

    Haz que los niños repitan el poema. Anímalos a leer la poesía varias veces, lentamente y prestando mucha atención. Memorizar un poema, sentándose y repitiendo cada palabra, sin el conocimiento del contexto, es poco útil. Para tener una idea de su significado, necesitas estudiarlo junto a ellos. Si un niño está dispuesto a leer el poema e identificar su significado, las palabras serán mucho más fáciles de recordar.

  4. 4

    Deja que los niños se relajen y mantén el ambiente de la misma manera. Evita ejercer cualquier presión sobre ellos. Un descanso ocasional es fundamental, ya que le permite al cerebro descansar y asimilar las palabras. Si los haces trabajar en exceso, darás lugar al cansancio y a la frustración. Haz un poco de tiempo en tu agenda para dar un paseo o una siesta rápida.

  5. 5

    Evita crear un ambiente estresante. Para mantener al cerebro de forma productiva, debes mantener al niño totalmente concentrado. Si intenta memorizar un poema en un espacio ocupado, con mucho ruido, le tomará mucho más tiempo. Ayuda a los niños, manteniendo el ruido de fondo al mínimo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles