Cómo blanquear los dientes en casa

Escrito por soo kim | Traducido por enrique alejandro bolaños flores
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo blanquear los dientes en casa
El logro de una sonrisa blanca y brillante puede ser fácil con un par de trucos caseros. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El blanqueamiento dental no siempre requiere un costoso viaje a tu dentista local. Si tus dientes se encuentran en estado de salud general bueno, podrías utilizar algunos abrillantadores, alternativas más prácticas y menos costosas para blanquear los dientes con sólo unos pocos agentes químicos para el hogar, condimentos alimentarios y cáscaras de fruta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bicarbonato de sodio
  • Peróxido de hidrógeno
  • Agua
  • Cepillo de dientes
  • Cáscara de limón
  • Sal de mesa
  • Zumo de limón
  • Cáscara de naranja seca
  • Hojas secas de laurel
  • Fresas
  • Vinagre de manzana
  • Sal de roca
  • Ceniza de madera dura
  • Corteza de árbol de nogal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno para blanquear

  1. 1

    El bicarbonato de sodio y el peróxido de hidrógeno son productos domésticos comunes que se pueden utilizar para blanquear los dientes. Añade una pequeña cantidad de la solución de peróxido de hidrógeno al polvo de bicarbonato de sodio para crear una consistencia similar a una pasta.

  2. 2

    Pega esta sustancia en tu cepillo de dientes y cepilla suavemente los dientes por todos los lados por la cantidad y el número de veces que normalmente te cepillas todos los días.

  3. 3

    Si lo prefiere, puedes sustituir el peróxido de hidrógeno con el agua para crear la pasta o usar el bicarbonato de sodio solo, aplicándolo directamente sobre el cepillo de dientes ligeramente húmedo y cepillándote los dientes como lo harías normalmente todos los días.

  4. 4

    Para el blanqueamiento con peróxido de hidrógeno, haz gárgaras con una pequeña cantidad de la solución en la boca durante un minuto después de cepillarte los dientes. Enjuaga tu boca con agua después.

    Blanqueamiento de dientes con comida

  1. 1

    Frota tus dientes con el interior blanco de una cáscara de limón. Para añadir efectos blanqueadores, añade una pizca de sal de mesa a la cáscara antes de frotarla en tus dientes.

  2. 2

    Alternativamente, mezcla una pequeña cantidad de sal de mesa con jugo de limón para crear una consistencia pastosa. Aplica una capa delgada de esta sustancia en tu cepillo de dientes y cepilla tus dientes como lo harías normalmente todos los días.

  3. 3

    Para blanqueamiento con piel de naranja, muele hojas secas de laurel y cáscaras de naranja secas juntas. Cepilla tus dientes con el polvo resultante y muy poca agua.

  4. 4

    Frota tus dientes todos los días con fresas o cepilla con vinagre de sidra de manzana. Ambos son medios seguros y eficaces para blanquear los dientes.

  5. 5

    Mezcla 1 taza de agua con 1/2 cdta. de sal de roca. Haz gárgaras cada noche con esta solución para efectos de prevención y curación en tu salud dental.

    Otros soluciones caseras para blanquear los dientes

  1. 1

    Aplica ceniza de madera directamente sobre los dientes con el cepillo de dientes o mézclalo con un poco de tu pasta de dientes. Los pequeños trozos de madera de fresno que se frotan en tus dientes contienen hidróxido de potasio, que es un compuesto blanqueador.

  2. 2

    Frota corteza de árbol de nuez directamente en los dientes para eliminar todo tipo de manchas y capas amarillentas.

  3. 3

    Un poco de tu pasta dental regular mezclada con pequeñas trazas de bicarbonato de sodio, peróxido de hidrógeno y sal de mesa también se puede utilizar para quitar las manchas.

Consejos y advertencias

  • Adhiere a los dientes bandejas blanqueadoras y tiras con el más alto contenido de peróxido de hidrógeno al escoger entre los muchos equipos caseros para blanquear los dientes disponibles en varias tiendas.
  • Ten cuidado de no beber nada del peróxido de hidrógeno mientras te cepillas los dientes o haces gárgaras con él. En caso de ingestión por accidente, inmediatamente bebe de 2 a 3 tazas de agua para diluir la acidez de la solución.
  • Asegúrate de consultar con tu dentista que tu boca esté en buen estado de salud antes de intentar cualquiera de estos remedios caseros.
  • Cualquier inflamación de las encías o sangrado en la boca es un signo de un uso excesivo de sal y los procesos caseros para blanqueamiento de los dientes deben cesar de inmediato.
  • Las personas con dientes sensibles al frío, con coronas o empastes en los dientes delanteros, o cuyo esmalte parece más gris que amarillo no debe blanquear sus dientes en casa y debe consultar a un dentista.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles