Bombas de baño caseras

Escrito por sandra webster | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Bombas de baño caseras
Bombas de baño caseras.

Un baño caliente puede ser justo lo que necesitas si quieres relajarte o aliviar el estrés. También alivia los músculos cansados o doloridos. Agregarle una bomba de baño casera es una manera lujosa de convertir un evento rutinario en un tratamiento real sin costo. Agrega un poco de fragancia a la mezcla y obtén el valor terapéutico de la aromaterapia en tu propia casa.

Otras personas están leyendo

Ingredientes

La mayoría de los ingredientes para hacer las bombas de baño en casa son fáciles de adquirir en dos paradas rápidas. El bicarbonato de sodio, el almidón de maíz, las sales minerales, el aceite vegetal ligero y el colorante de alimentos están disponibles en cualquier tienda de comestibles. El ácido cítrico y los aceites esenciales o fragancias se encuentran en las tiendas de salud o naturalistas. Si quieres experimentar, en esos lugares también puedes encontrar aceites más caros y sales del mar muerto. Asegúrate de que los aceites con fragancia que elijas sean seguros para el cuerpo y no solo para hacer velas. Añade unas gotas de colorante vegetal a la mezcla para evitar que la bañera se manche. Se verá más oscura durante el proceso de emulsión que cuando la bomba del baño esté en efervescencia.

Mezcla

Mezcla todos los ingredientes secos en un tazón grande. Usa vidrio, ya que no es reactivo. Machaca los grumos con un mortero o batidora para hacer la consistencia tan suave como sea posible. Coloca todos los ingredientes líquidos en un frasco de vidrio con una tapa. Agita los contenidos para mezclarlos; algunos ingredientes se pueden separar, pero no hay problema con eso. Bate los ingredientes secos poco a poco a medida que empieces a verter los ingredientes líquidos sobre ellos. Si la mezcla empieza a hacer espuma, bate más rápido y vierte más lento. Cuando todo el líquido se mezcle debe agruparse como arena mojada.

Moldura

Trabaja con rapidez para moldear las bombas de baño. Utiliza moldes comprados diseñados para bombas de baño hechas en casa, o usa moldes de jabón, de caramelo, latas para magdalenas o cualquier otro recipiente pequeño que tengas a mano. Aplica un poco de aceite vegetal sobre el molde para evitar que las bombas de baño se peguen. La mayoría de ellas pueden aflojarse de los moldes inmediatamente después de llenarlas. Si utilizas moldes de silicona, o los que tienen muchos detalles, deja que las bombas de baño se sequen completamente antes de retirarlas. Si utilizas moldes que tienen dos mitades y la humedad interfiriere con el proceso, rocía un poco de agua de hamamelis sobre la faz de las mitades envasadas antes de poner los moldes. No utilices agua, ya que hará que las bombas de baño comiencen la efervescencia.

Almacenamiento y uso

Guarda las bombas de baño hechas en casa en un recipiente hermético. Si contienen aceite, debes utilizarlas dentro de los seis meses siguientes para evitar que se vuelvan rancias. Cuando estés listo para usar una de tus creaciones, prepara un baño caliente y deja caer una de las bombas en él. El agua reacciona con el bicarbonato de sodio y el ácido cítrico en la mezcla, haciendo que se produzca una efervescencia. Mientras se disuelve, libera aroma e ingredientes adicionales en el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles