Cómo calentar un jamón sin hueso

Escrito por karen carter | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo calentar un jamón sin hueso
Los jamones sin hueso están disponibles en rodajas, a la mitad y enteros. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Hay varios tipos de jamones, como el fresco, el que se cocina antes de comer, para picnic y el curado. Los jamones se originan de la carne de la pierna. El jamón de pavo es del muslo del pavo mientras que los jamones normales son de la pierna del cerdo. Los jamones que necesitan cocción llevan instrucciones en el empaque. El jamón es una alternativa sabrosa al pavo durante las festividades y un gran platillo para servir durante la cena.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jamón sin hueso precocido
  • Plato grande para horno
  • Papel aluminio
  • Termómetro para comida
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo afilado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Precalienta el horno a 325 grados Fahrenheit (162 grados Centígrados). Una temperatura baja del horno no seca el jamón tan rápido como lo hace la temperatura alta.

  2. 2

    Desenvuelve el jamón y colócalo en un plato grande especial para horno. El plato debe tener un espacio de unas 3 pulgadas (7.6 cm) a los lados para poder agarrar cualquier jugo del jamón. Agrega 1 o 2 tazas de agua en la parte inferior del jamón dependiendo del tamaño.

  3. 3

    Cubre el jamón con una hoja de papel aluminio para mantener los jugos dentro. Crea una carpa en la parte superior del aluminio para crear una bolsa de aire que recogerá el vapor a medida que el jamón se cocina. Sella los bordes herméticamente para evitar que el vapor se escape.

  4. 4

    Coloca el jamón en el horno. Calienta el jamón de 27 a 33 minutos por cada libra (0.4 kg) de carne. Un jamón de 5 libras (2. kg) tomará entre dos horas y 15 minutos a dos horas y 45 minutos, para cocinarlo completamente. Revisa la temperatura interna con un termómetro. Un jamón fresco completamente cocido se calienta a 140 grados Fahrenheit (60 grados Centígrados) mientras que las sobras del jamón se calientan hasta que está a 165 grados Fahrenheit (73 grados Centígrados).

  5. 5

    Retira el jamón del horno una vez haya alcanzado la temperatura correcta. Deja que la carne descanse por 10 minutos así absorbe los jugos alrededor. Coloca el jamón en la tabla de cortar y trínchalo en rodajas con un cuchillo afilado.

Consejos y advertencias

  • Envuelve las sobras de jamón herméticamente y almacénalas en el refrigerador de tres a cinco días. Las sobras de jamón se mantendrán en el congelador de uno a dos meses.
  • Calienta el jamón por lo menos a 160 grados Fahrenheit (71 grados Centígrados) el cual mata todas las bacterias transmitidas por los alimentos. Esto incluye la salmonella, triquinosis y toxoplasmosis. Una temperatura interna de 160 grados Fahrenheit (71 grados Centígrados) se considera medio hecho, mientras que 170 grados Fahrenheit (76 grados Centígrados) es bien cocido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles