Cómo cambiar el revestimiento de las puertas de las alacenas de la cocina

Escrito por myra smith | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
Cómo cambiar el revestimiento de las puertas de las alacenas de la cocina

Actualiza tu cocina cambiando el revestimiento de las alacenas.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Según Bob Vila, "cambiar el revestimiento de las alacenas de la cocina cuesta la mitad de lo que cuesta colocar unas alacenas nuevas y el resultado final es una cocina que parece totalmente nueva". Los enchapados autoadhesivos hacen que el trabajo avance rápidamente, porque no tienes que utilizar el engorroso cemento de contacto. Los enchapados vienen ya terminados o sin terminar, de modo que puedes aplicar el de tu color preferido para que combine con el resto de las estructuras. Tan solo en un fin de semana, las puertas de tus alacenas se convertirán en un activo y ya no serán algo que iba en detrimento de la apariencia de tu cocina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta de pintor
  • Un destornillador
  • Limpiador
  • Lana de acero
  • Masilla para madera
  • Papel de lija
  • Tela afelpada
  • Diluyente para pintura
  • Una cinta métrica
  • Una escuadra de constructor
  • Un nivel
  • Una tijera
  • Una espátula de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Marca las puertas de las alacenas para saber su ubicación, antes de retirarlas. Lo puedes hacer con un trozo de cinta de pintor adherido a la parte trasera de éstas, sobre el cual puedes escribir un número con un rotulador.

  2. 2

    Retira las puertas quitando los tornillos de las bisagras, utilizando un destornillador. Coloca los tornillos y las bisagras en una bolsita plástica para mantenerlos todos juntos. Ubica las puertas sobre una superficie plana.

  3. 3

    Limpia las puertas con un producto desengrasante. El fosfato trisódico es muy adecuado para remover la grasa adherida y los aceites de cocina. Frota las puertas con lana de acero y enjuaga muy bien. Déjalas secar por completo.

  4. 4

    Rellena cualquier orificio o raya profunda con masilla para madera y déjala secar. Lija la superficie de las puertas con papel de lija de grano 150 para ponerlas ásperas. Pasa una tela afelpada para retirar los restos de aserrín. Humedece un trapo con diluyente o disolvente de pintura y pásalo sobre todas las superficies.

  5. 5

    Mide cada puerta agregando 2 pulgadas (5 cm) a cada uno de los lados. Corta el enchapado autoadhesivo según tus medidas utilizando una tijera bien afilada. Corta en línea recta ayudándote con una escuadra de constructor para trazar las líneas de corte en el dorso del enchapado. Quita el papel protector del dorso del enchapado y coloca con cuidado el lado pegajoso sobre el frente de la puerta. Empieza desde arriba ayudándote con una espátula plástica para alisar. Trabaja desde el centro hacia afuera para evitar que se formen burbujas.

  6. 6

    Recorta alineando los bordes del enchapado con los de las puertas ayudándote con un cuchillo común bien afilado. Bisela los bordes con papel de lija. Hazlo de manera muy suave ya que el enchapado es delgado; lija hasta que los bordes estén lisos.

  7. 7

    Instala las bisagras sobre las puertas y fíjalas al cuerpo de la alacena. Coloca nuevos herrajes para agregar un toque decorativo y fresco.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media