¿Qué causa la acumulación de hollín en una estufa de leña?

Escrito por renee miller Google | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué causa la acumulación de hollín en una estufa de leña?
Las estufas de leña proporcionan una calefacción alternativa rentable, pero que requieren de limpieza para evitar la acumulación de hollín. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La acumulación de hollín en la estufa de leña es inevitable, pero a medida que la creosota se acumula en el interior de la chimenea, la apertura de la corriente de aire se reduce y esto puede ocasionar un incendio. Las chimeneas que tienen un bajo calado causan la mayoría de los problemas con la acumulación de hollín. Dicha acumulación en el interior de las tuberías de las estufas de leña también dependerá del tipo de madera y otros materiales que quemes, de la densidad del humo y de la temperatura en el interior de la misma.

Otras personas están leyendo

Los fuegos de combustión lenta

Cuando el fuego se quema a una temperatura que está por debajo de 250 grados Fahrenheit (121º C), la creosota u hollín se condensa en el interior de los tuberías de la estufa y de los conductos de la chimenea. Si la temperatura es inferior a 150 grados Fahrenheit (65,5º C), este hollín resultante será más grueso y pegajoso que el alquitrán. Esto atrapa el carbono del humo que se seca en el interior de las tuberías y conductos de humo y es extremadamente inflamable. Los gases de escape de una estufa de leña tienden a ser más fríos que los de una chimenea, por lo que la acumulación de hollín tiende a ser un problema mayor cuando el fuego se quema lentamente y a una temperatura inferior.

Densidad del humo

El humo grueso y denso produce una cantidad significativa de hollín. Esta densidad se reduce cuando utilizas pequeñas cantidades de madera para encender el fuego y lo avivas a menudo. Alienta una combustión más rápida dejando la entrada de aire o la puerta ligeramente abierta hasta que la madera se haya quemado hasta convertirse en carbón y luego ciérrala. Este aire adicional permite una combustión más intensa que reduce las posibilidades de que se desarrollen los gases que forman la creosota, y también genera más calor.

Corriente de aire baja

Las corrientes de aire bajas aumentan la cantidad de creosota y hollín acumulado en el interior de la chimenea o de las tuberías. Para aumentarlas, asegúrate de que tenga el menor número posible de curvas entre la estufa y la chimenea y que los tubos estén a la altura y sean del tamaño apropiado para tu estufa. Disminuir el tamaño del tiraje en una chimenea grande también aumentará la entrada de aire. Esto se realiza instalando un revestimiento de acero inoxidable o un nuevo tiraje de menor tamaño.

Encendido incorrecto

Iniciar un fuego en tu estufa de leña utilizando los materiales equivocados puede causar acumulación de hollín. Tratar de empezar usando un pedazo grande de madera, por ejemplo, no generará un fuego lo suficientemente caliente como para prevenir la formación de creosota. Nunca debes utilizar gasolina, queroseno o líquido para encendedores para encender un fuego en la estufa de leña. Para hacerlo correctamente, arruga papel seco en la parte inferior de la estufa y cúbrelo con leña. Cuando el fuego arda con intensidad, puedes añadirle madera seca.

Madera mojada

No quemes madera húmeda o cualquier otro material húmedo en la estufa de leña. Esto produce una cantidad importante de acumulación de hollín en la chimenea y tuberías. La madera seca produce más calor y por lo tanto forma menos hollín, mientras que la madera húmeda calienta a una temperatura más baja y tarda más tiempo para estar lo suficientemente caliente como para originar fuego.

Limpieza

Las chimeneas y los tubos de la estufa requieren limpieza al menos una vez al año para evitar los incendios causados ​​por el hollín acumulado en el interior. Hasta puede que sea necesario hacerlo con más frecuencia dependiendo del uso de la estufa de leña y de la forma en que la operas. Una buena regla de oro es limpiar la chimenea cuando la acumulación de hollín alcanza un 1/4 de pulgada (0,63 cm). Inspecciona la chimenea semanalmente para asegurarte de que esté limpia antes de que se acumule más allá de este punto. No trates de quemar la acumulación de hollín de tu chimenea o tuberías de la estufa, ya que es más probable que causes un incendio o que agrietes el interior de la chimenea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles