Collar cervical para perros

Escrito por kimberly kilmer | Traducido por adrian aguado galindo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Collar cervical para perros
Los veterinarios suelen recomendar los collares cervicales para cuidados post operatorios. (dog image by Michal Tudek from Fotolia.com)

Los collares cervicales para perros no cumplen la misma función que los collares cervicales para humanos. Los collares cervicales evitan que los perros tengan acceso a ciertas áreas de su cuerpo que no deberían alcanzar por algún motivo. Los veterinarios los recomiendan para evitar que los perros puedan doblar su cuello para morder un área lesionada o una herida quirúrgica. Existen muchos estilos de estos collares disponibles para los propietarios de perros.

Otras personas están leyendo

Función

Los perros son bastante flexibles y pueden doblar sus cuellos para alcanzar cualquier parte de su cuerpo con sus hocicos. Tienden a mordisquear o lamer áreas que han sido objeto de lesiones o procedimientos quirúrgicos recientes. Mantener a un perro alejado de esas áreas promueve una sanación más efectiva y veloz. Los collares cervicales impiden que el perro pueda doblar su cuello y alcanzar esas áreas delicadas.

Historia

El collar cervical más común es el llamado collar Isabelino. El nombre fue tomado de los collares altos y erizados que algunas vez estuvieron de moda y fueron usados por hombres y mujeres en el siglo XIV. Los collares daban la apariencia de extenderse a partir del cuello del portador y creaban un marco alrededor de la espalda, los costados del cuello y la cabeza, logrando así un efecto de enmarcado para el rostro de quien lo usaba.

El collar Isabelino original

El collar cervical más utilizado por los veterinarios sigue siendo el de tipo cubeta, conocido como Isabelino. Este collar se ajusta en el cuello del perro enlazando el angosto extremo del mismo con el collar del perro. Esto asegura el collar en el cuello del perro. El extremo más ancho y abierto del collar se extiende más allá de la nariz del perro, haciendo que luzca como si su cabeza fuera el extremo abierto de una cubeta. El collar restringe el cuello del perro, previniendo que el hocico pueda llegar a algunas áreas del cuerpo. El principal problema de estos collares que para que puedan trabajar apropiadamente necesitan extenderse más allá del campo de visión del perro, de este modo solo le permiten mirar hacia el frente.

Nuevos diseños

Los colares Bite Not y Pro son nuevos diseños. El Bite Not tiene una apariencia similar a los collares cervicales para humanos, mientras que el Pro Collar luce como una dona colocada en el cuello. Estos collares rígidos están hechos para ajustarse tomando como base el tamaño del cuello de tu perro. El principio es el mismo. El collar restringe que el cuello se doble para que no pueda alcanzar las áreas no permitidas. El beneficio de estos collares es que el campo de visión del perro no está limitado debido a que el efecto cubeta no existe. El lado negativo es que algunos perros creativos encontrarán el modo de alcanzar las áreas que no deberían tocar.

Dónde encontrar un collar

Si tu veterinario te recomienda un collar cervical para tu perro, es probable que el mismo lo proporcione, muchos lo hacen, pero lo más probable es que sea del estilo Isabelino. Los diseños más recientes están disponibles en tiendas para mascotas de alto nivel o a través de distribuidores en línea.

Advertencias

Coloca el collar en tu perro por primera vez cuando puedas estar con él para observar su reacción. Algunos tienden a asustarse y, especialmente si se trata del diseño original, golpearse contra cosas pues no están acostumbrados a tener un objeto tan ancho en sus cabezas. Muchos perros se adaptan rápidamente si el collar se deja en su sitio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles