Hogar

Cómo combinar los muebles con el color de la pared

Escrito por alissa kinney | Traducido por ehow contributor

Para crear un espacio vital cohesivo y tranquilo, es importante que los muebles y los colores de la pared se complementen, aunque la coincidencia exacta puede ir en detrimento. Para combinar las paredes y los muebles, intenta coordinar colores familiares en oposición a los colores específicos. A menudo, los dueños de casa encuentran más fácil combinar paredes de colores neutros con piezas individuales o muebles con diseños y/o colores interesantes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Muestras de pintura
  • Un rodillo de gomaespuma
  • Pinceles
  • Muestras de tela
  • Rueda de colores

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Evalúa la cantidad de luz disponible en la habitación que vas a decorar. Si la habitación es pequeña y/o tiene pocas ventanas, será mejor decorarla con una paleta más clara. Mientras que los colores más claros ayudan a que la habitación parezca más grande y espaciosa, los colores oscuros pueden ayudar a achicar una habitación grande.

  2. 2

    Una vez que evalúes si es mejor una paleta más clara o una más oscura para decorar la habitación, es el momento de elegir un color familiar específico para las paredes y los muebles. Si posees un mueble específico que adoras, basa el esquema de color en él. Una pieza que ya posees y que tiene un valor sentimental para ti puede influir en la decisión de la decoración.

  3. 3

    Con unos pocos esquemas de colores posibles en mente, basados en tu mueble favorito, como un sofá o una mesa de café antigua, elige el color de la pared. Usa colores neutros y claros en las habitaciones grandes y pequeñas, mientras que los colores ricos y profundos son mejores para las habitaciones más grandes. Ten cuidado en no combinar el color de la pared exactamente con el de tu mueble de inspiración, en lugar de eso elige un color complementario (usa la rueda de colores para determinarlo) o en el mismo color familiar. (Por ejemplo, si tu mueble es un sofá verde esmeralda, intenta con un verde claro, apagado, para las paredes). Asegúrate de probar todas las pinturas posibles sobre una parte de la pared antes de decidir si quieres o no pintar la habitación entera de ese color.

  4. 4

    Luego de pintar las paredes, comienza a llenar la habitación con los muebles que coordinaste con las paredes y con la pieza original en que basaste el esquema de colores. Comienza buscando las piezas que son una extensión de tu personalidad y que se complementan con la pieza original. Las maderas oscuras, como el cerezo, pueden agregar elegancia a los esquemas de colores claros y oscuros, mientras que las maderas claras, como el roble, principalmente se ven bien cuando se combinan con las paletas de colores claros. Colgar muestras de tela de los muebles que estás considerando contra las paredes también te ayudará con tus decisiones.

  5. 5

    Busca muebles con detalles que agreguen cohesión a tu habitación, y no temas en mezclar los colores y los diseños siempre que sean colores familiares complementarios o similares y que sean mezclados con moderación. (No se recomienda mezclar muchos acabados de madera). Para muebles más pequeños, como un otomano, busca un color más audaz. Asegúrate que la pieza que compres para la habitación pueda apoyarse contra la pared incluso si fueras a vaciar el resto de la habitación. Si estás considerando una pieza porque va con otro mueble pero no necesariamente con el color de la pared, no la compres.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media