Cómo hacer conserva de jengibre

Escrito por lindsay woodland
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El jengibre en conserva es un ingrediente versátil y un alimento básico de muchas cocinas y culturas. Le agrega un sabor distintivo a cualquier plato, especialmente los postres. Mantener jengibre en conserva en tu despensa o el refrigerador te permite crear sin esfuerzo postres especiales en cualquier momento. Al igual que muchos ingredientes especiales, el jengibre en conserva puede ser difícil de encontrar en las tiendas y es a menudo muy costoso. Sin embargo, es fácil y barato de hacer en casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • una libra de jengibre
  • agua
  • una libra de azúcar
  • algunos recipientes para conservas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia y pela 1 libra de raíces de jengibre fresco. El borde de una cuchara funciona muy bien para esta tarea, puedes eliminar la piel que parece papel fácilmente sin cortar la pulpa del jengibre. Corta las raíces en trozos de 2 pulgadas y déjalas en remojo en agua fría suficiente para cubrirlas, durante toda la noche y luego escúrrelas.

  2. 2

    Coloca el jengibre mojado en una olla con agua suficiente para cubrirlo y llévalo a punto de ebullición. Permite que se escurra. Repite el proceso de ebullición con agua limpia tres veces, o hasta que el jengibre esté suave como para pinchar con un tenedor. Las raíces más viejas pueden requerir más tiempo de ebullición.

  3. 3

    Haz un almíbar con 1 libra de azúcar blanco y 1 y 1 / 2 tazas de agua. Hierve el azúcar y el agua hasta que se forme un almíbar ligero de color oro (aproximadamente 20 minutos), a continuación, añade el jengibre drenado hervido. Deja hervir la mezcla durante 1 minuto. A continuación, retira el jengibre del fuego y déjalo reposar durante la noche a temperatura ambiente. Dejar el jengibre en remojo en el jarabe de azúcar a temperatura ambiente, permite que el azúcar impregne completamente el jengibre, ayudando a preservarlo y endulzándolo. El sabor del jengibre también impregna el almíbar con su sabor.

  4. 4

    Almacena el jengibre conservado en cualquier tipo de recipiente de almacenamiento hermético en el refrigerador o preparado en conserva en frascos de vidrio para el almacenamiento en la despensa. Para conservar el jengibre debes esterilizar los frascos y tapas. Rellena los frascos con jengibre y almíbar, y ciérralos. Colócalos en agua hirviendo hasta que las tapas formen un sello. Guarda los frascos que no sellen correctamente en el refrigerador y úsalos de inmediato. Preparado adecuadamente la conserva de jengibre tiene una duración de un año; el jengibre refrigerado dura un par de meses o más.

  5. 5

    Utiliza este dulce método como un agregado delicioso a todo tipo de postres y otros platos. El almíbar es un gran complemento para helados o pastel de queso y se puede utilizar en lugar de miel en cualquier receta. El jengibre en conserva y su jarabe también son buenos para servir con quesos fuertes como el Stilton o Parmigiano-Reggiano. Sin embargo, el jengibre en conserva es muy dulce y no se debe utilizar equivocadamente en las recetas que llevan jengibre fresco o en polvo ya que su sabor es radicalmente diferente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles