Cómo construir casas de piedra

Escrito por brian adler

Las casas de piedra son muy duraderas. Resisten el fuego y muchas fuerzas naturales como el viento y el agua. También son resistentes a los insectos como las termitas. En esencia, hay dos tipos de casas de piedra: las construidas con piedras labradas y las que están hechas con piedras naturales. Cada una requiere distintas capacidades y técnicas. Puedes seguir los siguientes pasos para construir tu propia casa de piedra.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Piedras
  • Planos para una casa
  • Herramientas para cortar la piedra

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Primero, debes decidir qué tipo de piedra usarás. Si eliges la piedra labrada, deberás seleccionar una piedra de construcción sólida que pueda ser modelada cuidadosamente. Este tipo de construcción es muy parecido al enladrillado. Los bloques individuales de piedra se encastran entre sí para formar las paredes y otros elementos estructurales, como las columnas y las cornisas. Para modelar los bloques, necesitarás herramientas especiales para cortar piedra. Cada piedra requiere distintas técnicas de corte. Algunas, como la pizarra, pueden partirse fácilmente pero otras, como el granito, deben ser cortadas más lentamente. Los equipos modernos, como los cortadores hidráulicos, te posibilitan cortar incluso la piedra más dura en muy poco tiempo. Ten cuidado con lo que eliges, pues algunas piedras no duran tanto como otras. La piedra arenisca se desgastará al cabo de algunos años de lluvias y la piedra caliza se verá afectada por la contaminación del aire.

  2. 2

    Toma tu piedra labrada y prepárate para montarla. Marca los lugares en los que debieran ir las piezas que tengan forma inusual. Esto es parecido a armar un rompecabezas. Comienza con las paredes. Las líneas de piedra deben colocarse de manera tal que los bordes de los bloques de una fila coincidan con los bordes de los bloques de la fila de abajo. Esto hará que la pared quede balanceada. Puedes montar los bloques con o sin argamasa, la cual actúa casi como un pegamento que fija las piedras en su lugar. Si no vas a usar argamasa, debes cortar las piedras con mucha precisión para que quepan tan perfectamente que su propio peso y posición las mantengan en su lugar. Muchos edificios antiguos fueron construidos con piedras tan bien unidas entre sí que ni siquiera puedes introducir una moneda en las junturas de los bloques.

  3. 3

    Si decides no usar piedras labradas (también llamadas sillar) debes salir a buscar piedras naturales. Esta técnica se ve a menudo en la parte oriental del país. Cuando tengas un montón de piedras pequeñas, comienza a apilarlas para formar una pared. Debes buscar piedras pequeñas pero no guijarros, pues deben tener algo de peso. Aunque parezca simple, este es, en realidad, un proceso muy especializado. En una pared de piedra natural, todas las piezas deben encajar juntas de manera tal que las diferentes formas sostengan a las que las rodean. Como ejemplo, puedes usar las paredes de piedra que forman los límites de algunas granjas y fincas. Debes procurar que todo quede parejo, no dejes ninguna piedra sobresaliendo. Y una vez que termines con una fila, asegúrate de que no puedes sacar ninguna piedra de las filas inferiores. Usa piedras más pequeñas para rellenar las brechas.

  4. 4

    Usa argamasa si quieres. Muchas de las paredes de las antiguas casas de piedra se construyeron sin argamasa, pero es difícil encajar las piedras perfectamente. La argamasa te ayudará a rellenar las brechas y a compensar las formas desiguales de las piedras. También te será más fácil construir los pisos y los techos si usas argamasa. Recuerda, no es necesario que la uses, pero algunas piedras deben ser montadas con precisión.

  5. 5

    Construir una casa con un techo o piso de piedra requiere hacer una bóveda, es decir, un arco que se extiende en toda la longitud de la habitación. Para construir una bóveda tienes que moldear las piedras en ángulo para que se apoyen entre sí. Su peso y el peso de las paredes exteriores las mantendrán en su lugar. Por lo general, construyes la bóveda sobre un molde de madera y cuando terminas, quitas el molde. Si lo hiciste bien, el techo permanecerá donde está. Si no, quítate de en medio y comienza de nuevo. Puedes hacer que la bóveda sea más segura usando un poco de argamasa.

Consejos y advertencias

  • Ten mucho cuidado con las piedras que elijas y con la forma en que las montas. Las piedras inferiores no soportarán el peso requerido, y con las piedras naturales debes estar seguro de que las paredes son seguras. No querrás que tus paredes se conviertan en una pila de rocas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media