Cómo construir un ventilador de niebla

Escrito por tara dooley | Traducido por patricio vázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir un ventilador de niebla
Los ventiladores de niebla pueden bajar la temperatura alrededor de éste en varios grados. (metal floor fan standing on tiled floor image by Olena Talberg from Fotolia.com)

Los ventiladores de niebla son inventos maravillosos que mezclan la agradable brisa de estos aparatos con un poco de niebla de agua. Esto normalmente puede enfriar en varios grados un área caliente. Se pueden ver instalados en los parques de diversiones, ferias y otros lugares donde muchas personas se reúnen en el calor del día y se utilizan para darle a la gente la oportunidad de refrescarse. También puedes comprar un ventilador de niebla para tu propio patio trasero, para que tú y tus huéspedes estén más cómodos. Sin embargo, si no quieres gastar el dinero, es posible construir uno tu mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Manguera de jardín
  • Boquilla nebulizadora para la manguera
  • Ventilador con soporte
  • Cinta adhesiva o precintos
  • Cinta aisladora
  • Cubierta de tomacorriente a prueba de agua (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Instala el ventilador donde lo desees. Asegúrate de ser capaz de alcanzar un tomacorriente y que éste este apuntando hacia el área donde la gente pueda sentirlo. Lo mejor es usar uno exterior para esto, ya que están diseñados para soportar condiciones climáticas como la lluvia. Esto significa que estará mejor equipado para lidiar con la niebla y los posibles charcos de agua.

  2. 2

    Atornilla la manguera en el grifo exterior y llévala hacia el ventilador. Añade las de extensión si no puedes alcanzarlo.

  3. 3

    Coloca la boquilla nebulizadora al extremo de la manguera. La mejor clase a utilizar es la que gira para encenderse o apagarse en lugar de la que tiene una manija. De esta manera se mantendrá encendida por sí misma sin tener que sostener el mango hacia abajo.

  4. 4

    Corre la manguera hasta la parte frontal del soporte del ventilador, a fin de que la boquilla nebulizadora esté justo por debajo de éste. Encíntala en el poste.

  5. 5

    Ajusta la boquilla nebulizadora de manera que apunte hacia fuera del poste de forma angular y a distancia del ventilador. De esta manera el agua se pulverizará hacia arriba en el aire que éste emanará y no en el propio aparato. Encíntala en el lugar. Puede que tengas que calzar algo entre la manguera y el poste para mantener la boquilla apuntando hacia afuera. También podrías conectarla a la parte inferior de la parte frontal del ventilador, mediante el uso de precintos para sujetarlo a la jaula de alambre de éste. Todavía tendrás que empujarlo para que apunte lejos de él.

  6. 6

    Gira la boquilla nebulizadora hasta que se abra un poco. Enciende el ventilador y luego el grifo. Esto es importante. No quieres correr el riesgo de pulverizar el agua en el aparato. Una vez que el ventilador está funcionando, abre el agua hasta la mitad. No necesitas una gran cantidad para que éste funcione bien, y puedes controlar la presión con el extremo de la boquilla. Ajústala a la nebulizadora si es necesario para obtener el flujo deseado.

Consejos y advertencias

  • Un método un poco más complicado consiste en la tapa de una botella de spray y una boquilla de la manguera de jardín. Enróscala en la tapa de la botella de aerosol y luego adjúntalo al final de la manguera de jardín. Puede que tengas que cortar parte de la tapa de botella de aerosol, para que el equipo se ajuste a la manguera correctamente.
  • Asegúrate de revisar si el cable del ventilador eléctrico está dañado antes de usarlo. Instala una cubierta abatible sobre la salida de tomacorriente para reducir el riesgo de que el agua pueda infiltrarse dentro. La mayoría de las ferreterías las tienen.
  • Cierra el agua antes de apagar el ventilador. De esta manera el aparato continuará soplando la niebla de agua lejos del motor hasta que se haya evaporado todo. No deseas mojarlo si puedes evitarlo. Si tienes que conectar más de un cable de extensión en conjunto, utiliza cinta aisladora en las conexiones para protegerlos del agua.
  • Utiliza el ventilador de niebla casero de baja presión, en condiciones de humedad del 45 por ciento o menos, de modo que ésta se evapore en el aire. No quieres empapar a tus invitados o crear charcos de agua en el suelo cerca de las máquinas eléctricas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles