¿Qué es la contabilidad de partida doble?

Escrito por michelle renee | Traducido por john font
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es la contabilidad de partida doble?
La contabilidad de partida doble puede ayudar a prevenir el fraude. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los dueños de empresas que necesitan realizar un seguimiento a sus pasivos y a sus activos pueden encontrar que los sistemas de contabilidad de partida doble ofrece más ventajas que la contabilidad de partida individual, sobre todo cuando tienen una empresa muy compleja que debe manejar una gran volumen de transacciones. La contabilidad de partida doble te permite preparar los estados financieros directamente desde tus libros, así como calcular con precisión los resultados. Además, este método de contabilidad facilita encontrar y prevenir errores, el hurto y la malversación de fondos.

Otras personas están leyendo

Definición

La contabilidad de partida doble es un método de contabilización que se utiliza para establecer un conjunto de libros (créditos y débitos), que se utilizan para preparar las cuentas de resultados. Los tenedores de libros registran cada transacción tanto como una tarjeta de débito y una de crédito. Las entradas en la columna de crédito representan la fuente de los pagos y los débitos corresponden a la utilización de los fondos. En pocas palabras, la contabilidad de partida doble proporciona a las empresas una relación detallada de los gastos, el pago y los beneficios relacionados con cada artículo vendido o servicio prestado.

El concepto de "T"

Muchos contadores en todo el mundo se refieren a las cuentas de la contabilidad de partida doble como "cuentas T". Esto se debe a que la plantilla del documento se asemeja a la letra mayúscula "T", en la que se encuentran dos columnas. Cada una se encuentra etiquetada por encima de la "T", en cualquiera de los lados de la línea vertical. El lado izquierdo es donde las transacciones se registran como "débitos", mientras que las transacciones en el lado derecho se denominan "créditos". Esencialmente, la "T" cuenta documentos de fondos recibidos y entregados para todas las transacciones individuales.

Balanceo

La regla de oro en la contabilidad de doble partida es que cada débito debe tener un crédito igual pero opuesto, con el fin de equilibrar las cuentas. Por ejemplo, si un servicio o un producto se vende en US$1.200, entonces se debe ingresar al libro como débito, pero para equilibrar con precisión, es imperativo que la transacción también se registre como un crédito para efectuar el pago recibido. Antes de que existiera la tecnología moderna en relación con la contabilidad, la teneduría de los libros contables precisos y a mano, requería gran control e infinita atención al detalle. Los programas contables actuales no permiten ingresar un valor en el crédito sin la respectiva contraparte en el débito y viceversa, con el fin de minimizar los errores.

Antecedentes

Las primeras versiones de contabilidad de doble partida se crearon en el año 1400 o antes. Frater Luca Pacioli Bartolomes (nacido en 1445) fue uno de los pioneros de este método de contabilidad, ya que tenía fama de haber calculado la cantidad de bronce necesario para que Leonardo da Vinci pudiera tallar la estatua del duque Ludovico Sforza de Milán. Pacioli no reclamó haber inventado la contabilidad de doble partida; sin embargo, él ayudó a traer ese método a la vanguardia de la conciencia pública en su libro, "Summa de Aritmética, Geometria, Proportioni et Proportionalita", en el que décadas antes incluyó 36 capítulos sobre contabilidad y posibilitó a Benedetto Cotrugli para la creación de la contabilidad de doble partida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles