¿Cómo convertir cebada en malta?

Escrito por stephen lloyd | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo convertir cebada en malta?
La cebada malteada es uno de los ingredientes esenciales de la mayoría de las cervezas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La cebada malteada es uno de los ingredientes esenciales de la mayoría de las cervezas. En consecuencia, es importante que los cerveceros artesanales que deseen hacer todos los pasos del proceso por sí mismos sepan cómo prepararla. El equipo necesario no es demasiado complejo y la cebada sin maltear puede comprarse a granel en tiendas de alimentos a un precio mucho menor que la cebada pre-malteada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cebada
  • Un balde grande
  • Un cernidor
  • Una botella pulverizadora
  • Un deshidratador de alimentos
  • Un colador
  • Un horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elije una cebada que tenga bajo contenido de proteína. A menos que quieras obtener una cerveza turbia, no uses cebada con alto contenido de proteína. Si es posible, revisa la cebada antes de comprarla. Busca que el número de granos partidos sea mínimo y asegúrate de que no haya hongos ni insectos. Además de las tiendas forrajeras, puedes comprarla en tiendas para mascotas, tiendas ecuestres y tiendas de cervecería artesanal.

  2. 2

    Remoja la cebada en agua. Usa un balde grande con cantidad suficiente de agua para que todos los granos floten. Déjalos reposar durante dos horas. Retira los granos usando un cernidor y déjalos secarse durante ocho horas. Realiza este ciclo tres veces. Deja de hacerlo cuando veas pequeñas raicillas creciendo en la base de los granos y cuando la tanda pese entre 30 y 35% más que la original.

  3. 3

    Germina los granos en una lugar fresco y bien ventilado. La temperatura ideal es de 64 ºF (18 ºC). Esparce los granos y humedécelos periódicamente con agua en forma de rocío. La germinación genera calor, que puede producir mohos, así que da vuelta los granos cada dos o tres horas para que se oreen. Detén el proceso cuando veas que la raicilla es el doble de larga que el grano y cuando veas que hay una hoja blanca creciendo dentro del mismo. Este lleva generalmente entre dos y cinco días.

  4. 4

    Secar el grano es una tarea que requiere mucha precisión, ya que debe mantenerse una temperatura constante de entre 90 y 125 ºF (32 a 52 ºC). Si el horno puede lograr tales temperaturas, coloca los granos en su interior durante 24 horas. Si no puede, seca los granos al sol durante dos días o colócalos en un deshidratador de alimentos. Detén el proceso de secado cuando la tanda pese aproximadamente lo mismo que pesaba antes de remojarla.

  5. 5

    Usa un colador para sacudir los granos y que se desprendan las raicillas. Aplasta la pálida cebada. Sin embargo, tostar primero la cebada malteada le dará un sabor dulce. Tuéstala a 275 ºF (135 ºC) durante una hora para obtener un malteado levemente cristalino, a 350 ºF (177 ºC) durante 15 a 30 minutos para obtener un malteado medianamente cristalino, y a la misma temperatura durante una hora para obtener un malteado moreno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles