Cómo cosechar y almacenar remolachas

Escrito por ehow contributor | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cosechar y almacenar remolachas
Las remolachas son tan hermosas a la vista como deliciosas para comer. (early red beets and young beet leaves image by Maria Brzostowska from Fotolia.com)

Las remolachas son tan hermosas a la vista como deliciosas para comer. Las raíces, en tonos de color rojo rubí, oro o rojo y blanco, aportan brillo a cualquier mesa; su follaje de color verde oscuro y rojo impresiona en cualquier jardín ornamental.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aserrín
  • Cuchillos para jardín
  • Guantes de jardinería
  • Arena
  • Bolsas de plástico para almacenar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Recoge 1/3 del follaje de una planta de remolacha en cualquier momento para usar como verduras cocidas.

  2. 2

    Cosecha las raíces y las hojas verdes mientras son jóvenes y tiernas para lograr un mejor sabor.

  3. 3

    Tira de las raíces o excávalas cuando alcancen el tamaño deseado para cocinarlas o enlatarlas; esto varía según el tipo de remolacha y el espaciamiento en la fila (el paquete de semillas o el prospecto del catálogo te dirán el rango de tamaño de tu variedad). Verifica su crecimiento tocando las puntas de las raíces con los dedos.

  4. 4

    Guarda las raíces de remolacha sin lavar en bolsas de plástico en el cajón de las hortalizas del refrigerador por un máximo de tres semanas; para conservarlas frescas por más tiempo, retírales las hojas pero deja al menos una pulgada (2,54 cm) de tallo.

  5. 5

    Conserva las hojas de las remolachas de la misma manera y utilízalas lo antes posible, ya que durarán sólo unos días.

  6. 6

    Mantén las raíces de remolacha sin lavar durante un plazo largo cubriéndolas de arena o aserrín y almacenándolas en un lugar húmedo y fresco (35 a 40 grados F) (1,66 a 4,44 grados Celsius).

Consejos y advertencias

  • Para obtener el máximo sabor, come tanto las hojas de remolacha como las raíces tan pronto como las hayas cosechado.
  • Aunque las raíces son ricas en folacina, vitamina C y fibra, el tesoro nutricional real está en las hojas verdes: están repletas de beta caroteno, calcio y hierro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles