Cucharas de madera para cocinar

Escrito por cynthia myers | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cucharas de madera para cocinar
Las cucharas de madera son útiles instrumentos de cocina. (Blue Jean Images/Photodisc/Getty Images)

Las cucharas de cocina de mandera te permiten remover alimentos sin rayar tus ollas y sartenes. Las cucharas no conducen bien el calor, así que se mantienen frías en tu mano. Las cucharas de mango largo alcanzan todos los rincones de una olla grande y son fáciles de sostener. Simples y útiles, las cucharas de mandera son un atractivo adorno en una vasija o jarra sobre una encimera de cocina, al tiempo que siempre son fácilmente alcanzables.

Otras personas están leyendo

Tipos

Las cucharas de madera varían en tamaño desde diminutas cucharas para café o azúcar hasta cucharones de gran tamaño. Los artesanos hacen cucharas de distintas maderas como roble, nogal y cerezo. La madera resiste las picaduras y los rasguños y tienen un grano fino que no absorbe el líquido de los alimentos. Las cucharas pueden ser redondas u ovales y algunas tienen extremos cuadrados hechos para raspar el fondo de las ollas. Los mangos pueden ser rectos o tallados con espacios para los dedos.

Desventajas

Las cucharas de madera pueden absorber color de ingredientes como las moras, frambuesas o salsa de tomate. Remojar una cuchara manchada en cloro desmancha el color, pero también puede resecar o dañar la cuchara. Los mangos pueden debilitarse y quebrarse, y las cucharas que se dejan por largos períodos en un líquido se pueden deformar. El cuenco romo de una cuchara de madera no puede raspar por completo la masa o salsa de un tazón; una espátula o cuchara delgada de madera es una mejor opción para esta tarea.

Cuidado

Lava tus cucharas de madera con agua caliente y jabón, enjuaga y permite secar al aire. No las pongas en el lavavajillas, pues los detergentes y las altas temperaturas pueden causar que se quiebren o se deformen. Mantenlas lejos de los quemadores de estufa calientes o terminarás con una cuchara quemada. No necesitas aceitar ni blanquear tus cucharas. Ponerlas derechas en una vasija o jarra les ayuda a mantenerse secas y ventiladas y las protege de romperse o sufrir rasguños dentro de un cajón de utensilios.

Haz tus propias cucharas

Puedes tallar tus propias cucharas de madera usando un bloque. Usa una sierra para cortar la madera en la longitud, ancho y profundidad que desees la cuchara, luego talla la madera para hacer un mango plano o redondeado y el cuenco de la cuchara. Usa gubias para tallar el cuenco y suaviza la cuchara con papel lija para remover astillas y orillas ásperas. Pule con un aceite ligero para tratar tazones de ensaladas y tablas de cortar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles