Cuidado de la palma de Madagascar

Escrito por norah faith | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidado de la palma de Madagascar
La palma de Madagascar le dará a tu entrada un aspecto exótico y llamativo. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Muchas personas amantes de las plantas, mueren por la palma de Madagascar. Esta planta se encuentra fácilmente disponible en casi cualquier vivero, además de que en lo relativo a la atención, la palma de Madagascar no requiere ningún cuidado complejo. Basta con que la riegues de manera intermitente durante los veranos, que te asegures de que reciba una buena cantidad de luz solar y de que cuides que pase los inviernos protegida en el interior. La mayoría de las casas tienen un espacio para cultivar una palma de estas (como puede ser junto al porche), donde pueda obtener una buena cantidad de luz solar, al tiempo que agrega belleza y elegancia a la entrada.

Otras personas están leyendo

Aprende lo básico

Las palmeras de Madagascar pueden crecer hasta alcanzar los 6 pies (1,80 m) de altura, por lo que tendrás que elegir macetas adecuadas, aunque por supuesto también tener en cuenta que no deja de ser necesario (y de hecho es la mejor opción) que cambies la maceta cuando la planta crezca. El drenaje es también un factor de vital importancia para esta especie, por lo que la tierra especial para cactus servirá para tu propósito. Estas plantas se mantienen mucho mejor al aire libre, pues como se decía anteriormente, requieren de una gran cantidad de sol. Los lugares ideales para colocarla serían el porche o un balcón que reciba mucha luz natural. Riega tu ejemplar cuando notes que la tierra de la parte superior se ha secado. En invierno es posible reducir la frecuencia de riego todavía más. Riega sólo lo suficiente para evitar que la tierra se seque. Dos veces al año, al comienzo de la primavera y principios del verano, es necesario aplicar un fertilizante diluido en agua.

Una palma de Madagascar saludable

Sabrás que tu palma está en buenas condiciones cuando la tasa de crecimiento total sea de unas 12 pulgadas (30 cm) por año. Cuando tu planta produzca hermosas flores blancas que perfumen el ambiente, confirmarás que ha sido bien cultivada. Esto también lo descubrirás cuando al mudar tu palma de maceta, florezca casi inmediatamente.

Cuidado durante el invierno

En los inviernos extremadamente fríos, lo mejor es llevar la planta al interior. Si lo haces demasiado tarde en la temporada y por lo tanto tienes dudas acerca de si el frío ya ha la afectado, busca zonas marchitas en la parte superior. Si no descubres zonas marchitas, todavía tienes la oportunidad de salvarla. Riega el ejemplar con moderación y asegúrate de que la parte superior de la tierra está considerablemente seca antes de agregar el agua. Cuando llegue el verano, seguramente querrás llevar de nuevo la palma al exterior. Hazlo pero cuidando que quede cubierta hasta que se acostumbre al ambiente externo.

Cuidando una palma de Madagascar enferma

Al igual que cualquier otra planta, las palmas de Madagascar pueden sucumbir a las infecciones. Si tienes la suerte de detectar este tipo de mal al principio, podrás salvar tu ejemplar. Si tu palma está empezando a pudrirse debido a la presencia de algún tipo de infección, trata de hallar el punto de origen. Para empezar puedes por ejemplo, cortar la parte infectada un poco a la vez hasta que te hayas librado de todas las zonas con daño. Si la infección está cerca de la base o en el extremo de la raíz, entonces no habrá mucho que puedas hacer. Cuando encuentres hojas infectadas o comidas por insectos, simplemente retíralas y bótalas a la basura.

Palmas Madagascar en periodo de inactividad

En el invierno, la mayoría de las palmeras de Madagascar entran en un periodo de inactividad en el que permanecen latentes, y por lo tanto, no mostrarán signos de crecimiento. Algunas hojas pueden caerse dependiendo de la edad que tengan. La ocurrencia de un periodo de inactividad varía dependiendo de cada subespecie de palma. Este es un momento en que el riego debe ser moderado. Una vez que la temporada de invierno se disipe, volverás a ver cómo el ritmo de crecimiento normal se reanuda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles