DESCUBRIR
×

Cuidado de las plantas de asclepia

Actualizado 21 noviembre, 2016

La asclepia crece en estado silvestre con frecuencia, pero muchos jardineros la propagarán en sus jardines caseros para atraer mariposas. La planta también puede ser cosechada para pulpa para fabricar papel, medicina herbal y alimentos. Es una planta perenne muy simple para cultivar y cuenta con racimos de floraciones de color púrpura, rojo o naranja.

Monarch butterfly on a milkweed plant image by Terry Reimink from Fotolia.com

Sembrar

Al germinar las asclepias de semillas, debes almacenar primero la semilla en un ambiente frío, tal como tu refrigerador, por lo menos durante un mes. Siémbralas aproximadamente a 1/2 pulgada (1,27) de separación en superficies planas llenadas de partes iguales de perlita y vermiculita, luego cubre las semillas con otro 1/4 de pulgada (0,64 cm) de la mezcla de tierra. Mantén el suelo húmedo y las semillas deberían germinar dentro de siete a 10 días. Deja de cuatro a ocho semanas de crecimiento antes de trasplantar en tu jardín después del peligro de las heladas.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Dónde cultivar

La asclepia prefiere una mezcla de tierra arenosa con buen drenaje. Puedes lograr esta mezcla agregando arena a la tierra y arándola en la tierra existente, si es necesario. Elige las partes más soleadas de tu jardín, ya que la asclepia anhela la luz. Ten en cuenta que, en condiciones de cultivo principal, se extenderá a través de las guías de rizoma y puede convertirse en una molestia si se le permite extenderse sin control.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Riego

Las plántulas deben mantenerse húmedas en todo momento, sin embargo, el exceso de riego impedirá el crecimiento de la asclepia. Aplica sólo la cantidad suficiente de agua para humedecer el suelo al tacto. Una vez que las plántulas son trasplantadas, requerirán menos agua, ya que los sistemas de raíces son más profundos. Regar una vez a la semana, en ausencia de las lluvias, es suficiente para la asclepia. También puedes querer agregar un fertilizante líquido al agua mensualmente para obtener resultados óptimos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Esquejes

Con el fin de propagar la asclepia adicional sin la molestia de las semillas de germinación, puedes tomar esquejes de tallos verdes de aproximadamente 1/3 de pulgada (0,85 cm) de espesor. Corta la parte inferior del esqueje bajo el agua y aplica una hormona de enraizamiento al tallo en el lugar del corte. Coloca el esqueje en un medio de enmacetar y manténlo húmedo durante aproximadamente seis a 10 semanas.

Photos.com/Photos.com/Getty Images