Cómo cuidar siemprevivas

Escrito por vera leigh | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar siemprevivas
Coloca las plantas en la repisa de una ventana y no dejes que la tierra se seque. (MASH/Photodisc/Getty Images)

El uso de siemprevivas data de la época de los egipcios, que utilizaban flores decorativas para adornar estatuas que representaban a los dioses que veneraban. Además, las siemprevivas se utilizaban en la medicina ancestral. Según la Universidad de Illinois, se sabe que los griegos preparaban una mezcla de siemprevivas y miel para aplicar sobre quemaduras.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maceta
  • Tierra
  • Semillas
  • Agua
  • Cordel o una banda elástica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara los plantones en interiores. Siémbralos en macetas y colócalos en la repisa de una ventana donde reciban luz solar directa. Deberías comenzar este proceso en el mes de marzo. Para sembrar las semillas, llena una maceta con tierra. Cava un pequeño hoyo de 1 a 1 1/2 pulgada (2,5 a 3,75 cm) de profundidad. Coloca las semillas de siempreviva en el interior del hoyo y cubre ligeramente con tierra.

  2. 2

    Trasplanta los plantones a exteriores cuando ya no se pronostiquen heladas en tu zona. Prepara un cantero del jardín que tenga acceso a luz solar directa y separa las plantas con una distancia de aproximadamente 1 pie (30 cm). Las siemprevivas son flores versátiles que prosperarán en cualquier tipo de tierra con buen drenaje y riego adecuado. Mantén la tierra húmeda y no permitas que se seque, pero no la empapes como para que el agua se estanque.

  3. 3

    Cuando estés listo para la cosecha, corta las hojas de las plantas para realizar el proceso de secado. Por lo general, comenzarán a florecer a mediados del verano y seguirán así hasta la primera helada de la estación. Según la Universidad de Illinois, debes realizar cortes una vez que los tallos tengan una altura de 6 a 12 pulgadas (15 a 30 cm), pero antes de que las flores exhiban su centro amarillo.

  4. 4

    Ata los tallos con una banda elástica o una pieza de cordel y cuelga el ramo de manera invertida en un lugar con sombra preferiblemente seco en lugar de húmedo. Espera unas tres semanas hasta que las flores se sequen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles