Cómo cultivar la flor de la pasión

Escrito por john albers | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar la flor de la pasión
Al contemplar una hermosa y exótica flor de la pasión en un jardín, muchas personas quedan atónitas de saber que se trata de una hierba común. (Rocky89/iStock/Getty Images)

Al contemplar una hermosa y exótica flor de la pasión en un jardín, muchas personas quedan atónitas de saber que se trata de una hierba común que se halla en acequias y campos en muchos de los estados del sudeste de los Estados Unidos. Esta planta floreciente brota en mayo y crece hasta la primera helada, cuando las ramas exteriores se secan, dejando que la raíz hiberne en la tierra hasta la llegada de la primavera. Debido a este renacimiento constante, así como a la forma misma de la flor, los primeros misioneros la asociaron con la crucifixión de Jesucristo. La denominaron Flor de la Pasión en honor a esta semejanza. Con un crecimiento de las plantas de 15 pies (4,5 m) en un solo año, estas especies resistentes pueden ser fácilmente cultivadas en un jardín siempre que este tenga suficientes y óptimas condiciones de cultivo. Esta flor también es la que da origen a la Fruta de la Pasión. Esta fruta es comestible y en verdad muy sabrosa en preparaciones de mermeladas, pero debe ser cosechada rápidamente dado que también es la favorita de las orugas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Varias macetas con drenajes de 10 pulgadas (25 cm)
  • Soportes para plantas trepadoras
  • Semillas de Flor de la Pasión
  • Arena
  • Tierra para macetas
  • Suelo para flores bien drenado
  • Líquido fertilizante alto en potasa
  • Una pala para macetas
  • Un papel de lija
  • Una regadera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cultivar flores de la pasión

  1. 1

    Comienza a intentar cultivar flores de la pasión en mayo. Empieza raspando suavemente las semillas de flor de la pasión de un lado con un papel de lija fino. Sumerge las semillas en agua ligeramente durante todo un día.

  2. 2

    Prepara las macetas para sembrar las semillas colocando unas pocas pulgadas de arena en el fondo de cada una. Las Flores de la Pasión no están para nada bien en condiciones húmedas así que el suelo en el que se cultivan debe poder drenar y secarse rápidamente. Llena las macetas completamente con simple tierra para macetas. Asegúrate de que la tierra esté suelta y no apelmazada.

  3. 3

    Entierra una semilla a cerca de una pulgada (2,5 cm) de profundidad en cada maceta. Coloca las macetas en un lugar que reciba luz solar la mayor parte del día. Dale a cada semilla unas gotas de fertilizante el día después de ser plantadas.

  4. 4

    Controla las macetas periódicamente, asegurándote de que la tierra no se haya secado en exceso. Riega bien cada maceta cuando lo requiera. A comienzos de junio las plantas deberían haber brotado y crecido hasta un tamaño suficiente como para ser trasplantadas.

  5. 5

    Cava agujeros de alrededor de 6 pulgadas (15 cm) de profundidad en un parterre que esté ubicado en un lugar elevado en el terreno y que tenga un buen drenaje. Esta flor trepará a lo largo del terreno, pero crece más fácilmente si hay un soporte para plantas trepadoras cerca al que pueda aferrarse.

  6. 6

    Con cuidado cava en las macetas alrededor del sistema radicular de la flor. Éste es frágil y muy pequeño respecto del tamaño del tallo mismo. Cubre el fondo de los agujeros en la tierra con tierra para macetas y luego coloca cada flor en un agujero, amontona más tierra para macetas alrededor de cada planta de modo en que se sostenga por sí sola. Dale a cada planta una buena dosis de líquido fertilizante alto en potasa para protegerlas de cualquier impacto que pueda haber generado el trasplante.

  7. 7

    Controla tus plantas todos los días. Para fines de junio deberían haber alcanzado un crecimiento promedio de casi una pulgada por día. Debido a este proceso metabólico increíblemente rápido, consumen fluidos muy rápidamente y pueden deshidratarse durante la noche. Siempre riega muy bien cada flor si parece que no va a llover. La raíz de la planta se pudrirá si permanece húmeda, razón por la cual se coloca en una maceta que drene bien, dada la frecuencia con que debe ser regada.

  8. 8

    Deja de regar la planta una vez que el tallo muera en invierno. La raíz debería sobrevivir hasta la próxima primavera. Salpica un poquito de fertilizante en cada maceta cada 6 semanas para ayudar a la raíz durante este período. Hecho esto sólo necesitas esperar a la siguiente primavera y comenzar todo el proceso otra vez.

Consejos y advertencias

  • No te sientas frustrado si tu flor de la pasión no florece el próximo año. A algunas especies de esta planta les toma años dar una vaina que florezca. Sólo asegúrate de que la raíz esté en buenas condiciones y sobreviva el invierno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles